Luego de un reciente articulo publicado por el Wall Street Journal, que menciona las intenciones de Facebook de obtener datos bancarios de sus usuarios, con el fin de añadir una nueva funcionalidad a su sistema de mensajería Facebook Messenger, la compañía se ha apresurado a negar que se encuentren en conversaciones con los bancos para solicitarles información personal y financiera de los usuarios.

En el mencionado artículo el WSJ, dice que la red social busca “aumentar la participación del usuario” compartiendo con los diferentes bancos de Estados Unidos, datos que serán de utilidad como: en que lugar los usuarios realizan compras con tarjeta de crédito o débito mientras que, Facebook proporcionaría información referente a los pedidos realizados dentro del servicio de mensajería.
La firma menciona que no recopila información financiera sobre los usuarios, sino que busca ofrecer actualizaciones bancarias en Facebook Messenger, según apuntó Diana en una nueva declaración ofrecida a Ars Technica:

Al igual que muchas empresas en línea con negocios comerciales, nos asociamos con bancos y compañías de tarjetas de crédito para ofrecer servicios como chat de clientes o administración de cuentas. La vinculación de cuentas permite a las personas recibir actualizaciones en tiempo real en Facebook Messenger, donde las personas pueden realizar un seguimiento de sus datos de transacción, como saldos de cuentas, recibos y actualizaciones de envío. La idea es que la mensajería con un banco puede ser mejor que esperar en espera por teléfono, y es completamente opt-in. No estamos utilizando esta información más allá de permitir este tipo de experiencias, no para publicidad o cualquier otra cosa.

No es la primera vez que la compañía ofrece estos servicios, ya que, en Singapur, las personas que realizan operaciones bancarias con Citi, pueden vigilar el saldo de su cuenta y controlar las transacciones a través de Facebook. Sin embargo, dadas las irregularidades de la firma en la protección de datos, esto esta siendo un tema difícil de digerir para algunos bancos ya que no desean arriesgar información tan importantes de sus usuarios.