Los animales, incluidos los gatos, las cabras y las ovejas, tienen una forma diferente de la pupila. La razón que justifica la forma horizontal o vertical de los ojos ha sido tema de debate infructuoso. Pero un equipo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley realizó un estudio cuyos resultados relacionan la forma de las pupilas con el patrón de alimentación de los animales.

Para el estudio, los investigadores analizaron las formas de las pupilas de 214 especies terrestres. Lo que finalmente encontraron fue que la forma de las pupilas está directamente relacionada con el nicho ecológico o el papel del animal.

El patrón general es que los depredadores tienen pupilas de ranura vertical porque les ayudan a juzgar mejor la distancia, lo que les facilita abalanzarse sobre la presa.

Cuando los investigadores estudiaron pupilas alargadas verticalmente, descubrieron que ofrecen una ventaja para emboscar a sus presas; este tipo de pupila son distintivas en criaturas que cazan furtivamente y que suelen permanecer inmóviles durante largos períodos de tiempo.

El equipo descubrió que la forma vertical de las pupilas permite a los depredadores hacer una medición muy precisa de la distancia a la que se encuentra su presa, sin mover la cabeza o cambiar su punto de observación. La razón por la que muchas especies de depredadores permanecen inmóviles es obvia: moverse delataría su presencia.

La forma vertical de las pupilas es especialmente beneficiosa para los depredadores cercanos al suelo, como los gatos domésticos y las serpientes entre otros depredadores; sin embargo, los grandes felinos tienen pupilas redondas. Al respecto el investigador Gordon D. Love, coautor del estudio, explicó:

“Cuando los animales miran a lo largo del suelo, la profundidad de campo (rango de enfoque del ojo) depende de su altura. Los animales más altos experimentan menos borrosidad para el mismo campo de visión. Los animales más pequeños, como los gatos domésticos, tienen pupilas verticales para reducir ese borrón, pero los felinos grandes, como leones y tigres, son mucho más altos y no necesitan pupilas verticales.”

En el caso de los herbívoros, que suelen ser el objetivo de los carnívoros, tienen pupilas de corte rectangular y horizontal como línea de defensa.

Como herbívoros, aparte de algunas cornamentas y cascos, no hay mucho que puedan hacer para defenderse de un depredador; lo mejor que pueden hacer es huir, razón por la cual muchos herbívoros también son rápidos.

Pero antes huir, el animal necesita saber cuándo es el momento de emprender su carrera, y es aquí donde la elongación horizontal de las pupilas entre en juego, ofreciendo al animal una visión panorámica capaz de detectar intrusos que se aproximan desde varias direcciones.

Utilizando simulaciones por computadora, los investigadores observaron que cuando la pupila está en posición horizontal, entra más luz por el costado que por arriba o por abajo, lo cual, concluyeron, puede es de gran utilidad para distinguir la presencia de depredadores.

El equipo también observó que algunos animales que pastan giran sus ojos cuando bajan sus cabezas mientras se alimentan. Esto se ve en ovejas, cabras, caballos, alces y ciervos de cola blanca, y los investigadores creen que la rotación se produce para que las pupilas permanezcan horizontales y el animal pueda mantener una vista panorámica de su entorno.

Referencia: Why do animal eyes have pupils of different shapes? Science Advances, 2015. https://doi.org/10.1126/sciadv.1500391

Más en TekCrispy