Chrome Para Ios Con Lector De Qr

El estado de Carolina del Norte, en los Estados Unidos, ha anunciado que las campañas políticas que se realicen dentro del estado no podrán aceptar donaciones ni financiamiento en Bitcoin u otras criptomonedas. Así lo reportó el periódico local, The News & Observer.

Con una carta, Kim Westbrook Strach, la Directora Ejecutiva de la Junta Estatal de Elecciones, le respondió al aspirante para la Casa de Representante, Emmanuel Wilder, que las criptodivisas no pueden ser valoradas de manera confiable. También ratificó que las leyes para financiamientos de campañas políticas del estado están escritas con límites monetarios definidos en dólares estadounidenses.

Adicionalmente, Strach hizo referencia a si el organismo dispone de los recursos para poder realizar la labor de monitorear este tipo de donaciones al escribir “no tenemos la confianza de que podamos regular adecuadamente las contribuciones a una campaña política en Carolina del Norte en forma de criptomoneda”.

A pesar de la negativa, el candidato, con un comunicado apreció la consideración de la Junta Estatal de Elecciones. Wilder afirma que blockchain y otras tecnologías tienen la capacidad de mejorar la forma en que las empresas y las instituciones públicas operan día a día”.

Wilder, envió un e-mail en abril de este año a la máxima autoridad electoral del estado pidiendo la valoración de este tipo de financiamiento diciendo “hay una gran oportunidad para demostrar que Carolina del Norte está verdaderamente abierta a los nuevos mercados emergentes”.

A pesar de que ningún contribuyente le había expresado realizar donaciones con criptodivisas, Emmanuel dijo “creo que tener la opción es importante, no solo para dar opciones a las personas, sino también para apoyar este nuevo servicio financiero”.

A pesar de la negativa del órgano estatal, la Comisión Electoral Federal dio el visto bueno en 2014 para que los comités de acción política aceptaran donaciones hechas con criptodivisas. Las únicas consideraciones eran que estas no pasaran del tope de USD $100 y que cualquier criptomoneda donada tenía que ser convertida a dólares estadounidenses inmediatamente después de ser recibida.