La última versión del software de seguridad CCleaner para Windows, específicamente la 5.45 permitirá a la compañía obligar a los usuarios a usar su función de ‘Monitoreo Activo’, eliminando las funciones de privacidad de la versión gratuita y evitando que los usuarios puedan deshacerse del software. Evidentemente, muchos de ellos han reaccionado, y la furia ha sido tal que la compañía ha prometido hacer cambios en estas políticas.

Los cambios fueron informados por primera vez por gHacks, y puede representar un giro en las políticas del desarrollador después de que Avast adquiriera el software el año pasado. Un informe de Beta News reveló en junio que Avast eliminó la opción que permitía a los usuarios de CCleaner optar por el intercambio de datos en la versión 5.43 y agregó una ventana publicitaria en la versión 5.44.

Sin embargo, lo que ha molestado considerablemente a los usuarios, son las funciones que han llegado con la versión 5.45, donde se agrega el ‘Monitoreo Activo’, una característica que recuerda al usuario limpiar periódicamente el sistema utilizando el software, y que puede desactivarse desde el propio CCleaner, sin embargo, se vuelve a activar cada vez que el usuario reinicie el ordenador o cierre el software, si es que alguien logra cerrarlo.

Encuentra tus contraseñas perdidas usando Passwd Finder

En concreto, cuando el usuario intenta cerrar el software, lo que ocurre es que la bandeja de entrada se minimizará, pero no se cerrara el proceso. Para ello, los usuarios deben utilizar las herramientas del sistema o simplemente un software de terceros. Algo complicado.

Como asegura gHacks, esta nueva función de monitoreo abre la posibilidad de que la compañía comience a recopilar datos de los usuarios de forma desmedida, ya que tanto ‘Monitoreo Activo’ como la función ‘Heartbeat’, envían datos de usuario a los servidores de CCleaner, específicamente de uso anónimo, así como permite el escaneo continuo del sistema para acceder a los archivos basura  en todo momento.

En el foro de Piriform, la compañía asegura que envía información no confidencial y absolutamente ‘identificable’ para mejorar el software. Además, asegura que los datos se mantienen en el anonimato y que esta función les permitirá detectar errores, identificar problemas en el diseño de la interfaz de usuario y comprender en qué áreas de funcionalidad la compañía debe poner atención.

Desde gHacks recomiendan desinstalar CCleaner, asegurando que no es un software necesario en pleno 2018.

Más en TekCrispy