El uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes estadounidenses ha ido en aumento drástico durante los últimos meses, situación que ha motivado al senador estadounidense demócrata Dick Durbin y a su colega republicana Lisa Murkowski, a presentar un proyecto de ley que busca regular estos dispositivos y el uso de los saborizantes atractivos para los niños que son nocivos y altamente adictivos.

El proyecto de ley lleva por nombre Stopping Appealing Flavours in E-Cigarettes for Kids (SAFE Kids) y plantea la imposición de fuertes restricciones a los cigarrillos electrónicos de sabores. A través de un comunicado de prensa, Durbin explicó:

Estoy convencido de que los cigarrillos electrónicos representan la ‘reinvención del tabaco’, preparada por Big Tobacco para enganchar a una nueva generación. Desafortunadamente, los niños no entienden que los cigarrillos electrónicos son altamente adictivos, dañinos para sus cerebros en desarrollo y pueden conducir a la adicción al tabaco durante toda la vida.

En 2009, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU prohibió todos los sabores, menos el de menta, en los cigarrillos convencionales, lo que quiere decir que no es la primera vez que un regulador propone una medida similar para combatir el consumo de tabaco. De hecho, un estudio posterior demostró que esta medida fue efectiva, ya los adolescentes tenían casi un 20 por ciento menos de probabilidades de convertirse en adictos al cigarrillo.

Vacuna experimental contra el cáncer muestra resultados prometedores en pacientes con linfoma

La FDA también se ha propuesto investigar una regulación para los cigarrillos electrónicos de sabores, y desde el pasado marzo, ha solicitado comentarios de los ciudadanos con respecto a la seguridad de estos dispositivos y si en realidad ayudan a las personas a dejar de fumar cigarrillo o representa sólo el inicio de una vida de fumador para los adolescentes.

A través de un comunicado de prensa, Scott Gottlieb, comisionado de la FDA, también se ha referido al tema, asegurando que se trata de una realidad preocupante, porque los cigarrillos electrónicos de sabores son el producto de tabaco más utilizado entre los estudiantes de primaria y secundaria, y los padres no están haciendo mucho por revertir esta dañina tendencia.

En todo caso, apenas es un proyecto de ley, y su puesta en marcha dependerá de la aprobación de otros legisladores con pensamientos muy distintos con respecto a estos dispositivos.

Más en TekCrispy