Créditos: Tom Hussey.

La memoria es una de las funciones mentales más importantes y misteriosas para el ser humano. Al respecto, de acuerdo a una investigación reciente, los recuerdos de eventos pasados juegan un importante rol en la forma en la que el cerebro interpreta la realidad en el presente y se anticipa a lo que pueda suceder.

El estudio estuvo a cargo de Jeff Zacks, un Profesor de Psicología y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Washington, en St. Louis; a partir de este, se sugiere que la capacidad de detectar cambios, en función de nuestra memoria, juega tiene un papel clave en la forma en que se experimenta el presente y se aprende de la realidad.

Ya está disponible la primera tarjeta microSD de 1 TB de SanDisk

El modelo del que se parte, se denomina como “Recuperación de Memoria de Eventos y Teoría de Comparación”, desde el que se sugiere que nuestro cerebro compara de forma continua la información que percibe en el presente con modelos de situaciones similares del pasado, a partir de lo que se construyen recuerdos relacionados.

Entonces, cuando las situaciones presentes no concuerdan con los modelos previos, la capacidad de predicción y de detección de cambios  generan un proceso cognitivo que permite establecer conexiones a fin de fortalecer los recuerdos de las situaciones modelo junto a las nuevas experiencias.

Los recuerdos antiguos moldean nuestra percepción del presente

Créditos: Tom Hussey.

Al considerar esto, los investigadores evidenciaron cómo el modelo teórico explica el proceso a partir del cual se actualizan los recuerdos para facilitar el procesamiento de cambios en la realidad presente, lo que influye sobre el comportamiento de las personas.

Para poner esto a prueba, se comparó el desempeño de un grupo de ancianos con el de un grupo de jóvenes, a quienes se les solicitó que observaran videos de una mujer que desempeñaba actividades rutinarias y cotidianas, como lavar los platos.

Una semana más tarde, les colocaron vídeos similares, solo que se se cambiaban algunos detalles. Así, cuando los participantes detectaban los cambios, tenían un mejor recuerdo de lo acontecido en los videos vistos previamente.

No obstante, cuando la detección de los cambios fallaba, la memoria también lo hacía. Esto puede explicar algunas de las dificultades de memoria que presentan los adultos mayores, pues este grupo fue el que detectó menos cambios en los videos y, por lo tanto, mostró un peor rendimiento en sus habilidades de memoria.

A partir de investigaciones previas se sabe que el cerebro divide nuestras actividades en pequeños eventos de forma jerárquica, y que la capacidad de identificar las transiciones ente un evento y otro influye sobre la codificación de la experiencia en la memoria.

Ejemplo de esto es cuando, en ocasiones, olvidamos por qué fuimos a un determinado sitio: al caminar por la puerta, el cerebro percibe el límite de un evento, lo que disminuye nuestros recuerdos de la información que se procesa antes de esto.

Adicionalmente, los expertos plantean que los modelos de eventos sobre los que se construyen los recuerdos del presente, pueden estar basados en experiencias personales previas, conversaciones con amigos o situaciones similares retratadas en algún libro, película o programa de televisión.

La memoria es importante para entender el presente y predecir el futuro

Créditos: Tom Hussey.

De esta manera, el modelo a partir del cual una persona construirá sus recuerdos respecto a su boda, puede estar basado en otras bodas a las que ha asistido, libros que haya leído o películas sobre bodas que haya visto.

En síntesis, de acuerdo a lo anteriormente expuesto, es necesario tener modelos previos a partir de los cuales se detecten cambios que favorezcan la consolidación de los recuerdos relacionados a las nuevas experiencias.

En otras palabras, nuestros recuerdos del presente se forman en función de la capacidad de darnos cuenta de las similitudes o diferencias entre las experiencias presentes y los acontecimientos del pasado, sean propios o ajenos, lo que también influye sobre lo que esperamos a futuro.

Descubre cómo es el consumo de RAM en tu equipo con RAMMap

Teniendo esto en cuenta, los investigadores concluyen que el estudio respalda los planteamientos en torno a que las predicciones basadas en recuerdos antiguos nos permiten identificar cambios y codificar nuevas experiencias.

Además, alegan que estos recuerdos son valiosos puesto que pueden usarse para predecir lo que ocurrirá en el futuro ante situaciones similares, ayudando a las personas a afrontar mejor lo que ocurre en su vida.

Referencia: Memory guides the processing of event changes for older and younger adults, (2018). https://doi.org/10.1037/xge0000458

Más en TekCrispy