Kim Kardashian West, la estrella de reality shows con más de 114 millones de seguidores en Instagram, apostó bitcoins en un evento de póker caritativo en Los Ángeles.

La influenciadora fue host de una mesa de póker durante el evento llamado ‘If Only’, junto a sus hermanas Khloé Kardashian y Kendall Jenner, y a su madre Kris Jenner, con el objetivo de recaudar fondos para City of Hope, una organización sin fines de lucro que se dedica a la investigación clínica y además es un centro de tratamiento para pacientes con cáncer.

En las historias publicadas en su cuenta oficial de Instagram, Kim Kardashian mostró sus apuestas en fichas de póker, pero también en monedas físicas de Bitcoin, acompañadas de la frase “pasamos al bitcoin”. Una de las monedas apostadas por Kardashian es, aparentemente, un diseño Kialara, presuntamente entregado por el emprendedor de criptomonedas, Matt Roszak, según alega él mismo.

El esposo de Kardashian, el rapero Kanye West, mostró su interés acerca del Bitcoin durante una entrevista en mayo, resaltando la ventaja que tiene sobre el dinero fiduciario con respecto a las regulaciones políticas: “Ese fue el momento en que quise usar Bitcoin, cuando vi el billete de Harriet Tubman –una esclava estadounidense que terminó siendo la imagen del billete de 20$–. Es como cuando ves todas esas películas de esclavos, ¿por qué nos tienen que seguir recordando la esclavitud? ¿Por qué no ponen a Michael Jordan en el billete de 20$?”.

Hay que tomar en cuenta el nivel de influencia que tiene Kim Kardashian en el mundo digital. El pasado mayo, ganó el primer premio de los premios del Consejo de Diseñdores de Moda Americanos como Influenciadora del Año, y en el momento, el diseñador Tommy Hilfiger, miembro de la junta del consejo, expresó:

“Kim es la influenciadora más importante y poderosa del mundo. Su alcance se extiende más allá de sus propias marcas. Cada cosa que usa, publica o habla al respecto, hay un aumento inmediato y significativo tanto en conocimiento del tema como en ventas”.