Una de las cadenas de  cines más importantes de Tailandia, Major Cineplex, comenzará a aceptar pagos en criptomonedas, para que los usuarios puedan pagar por entradas y hasta palomitas y golosinas.

Tailandia es uno de los últimos países en regular negocios que operan con criptomonedas, esta semana, la Comisión de Valores y Casas de Cambio de Tailandia comenzó a aceptar aplicaciones de licencias de compañías que trabajan con criptomonedas.

Major Cineplex está construyendo un ecosistema de pagos digitales en el país a través de una alianza con la compañía de pagos suiza Rapidzpay. Gracias a tal asociación, los comerciantes pueden utilizar el punto de ventas de la compañía para aceptar criptomonedas y dinero fiduciario. “Major y Rapidzpay integrarán pagos en criptomonedas con otros sistemas de pago establecidos para hacer que los pagos de productos y servicios en Major sean más transparentes, seguros y eficientes”.

Aunque la cadena de cines no ha anunciado qué tipo de monedas aceptará, la aplicación de Rapidzpay para ios y Android acepta Bictoin, Litecoin y Bitcoin Cash. La Comisión de Valores anunció el mes pasado la aceptación de siete criptomonedas en las casas de cambio del país, entre las que se incluyen, además de las mencionadas: Ethereum, Ripple, Ethereum Classic y Stellar.

Chanya Tamrongweenichai, directora de mercadeo de Major Cineplex Group, dijo en una entrevista al periódico The Nation que consideraba que “Rapidzpay se irá expandiendo hacia otros negocios y liderará el cambio del ecosistema financiero de Tailandia para que no se utilice efectivo”.

“Rapidzpay se enfoca en un millón de usuarios activos en Tailandia dentro de su primer año al atraer a entusiastas de las criptomonedas, tanto existentes como nuevos, que buscan una plataforma simple y conveniente para utilizar dinero fiduciario y criptomonedas”.

Según un estudio de la Universidad de Cambridge, “el número actual de usuarios activos de billeteras de criptomonedas se estima entre 2.9 y 5.8 millones”, lo cual representa menos del 1% de la población mundial.