Continúa el debate en torno al rechazo de la SEC sobre el ETF de Bitcoins (BTC) que los hermanos Winklevoss propusieron hace meses. Ahora resulta que la comisionado Hester Peirce declaró recientemente que la decisión de las autoridades no fue unánime y procedió a publicar una disidencia en desaprobación.

Como comentamos anteriormente en CoinCrispy, apenas esta semana, la SEC desestimó por segunda vez el registro de un Fondo de Cotización de Bolsa para el bitcoin (ETF) de los hermanos Winklevoss.

La decisión se dio tras anunciar que la compañía CBOE Global Markets Inc., en donde se habría incluido el ETF, falló por demostrar que el mercado del bitcoin en el que se enfocaría sería seguro y libre de manipulaciones.

La Comisión luego destacó que su decisión no debería ser tomada como una crítica hacia las criptomonedas y la blockchain, sino más bien como una sugerencia para mejorar la estructura de la propuesta.

De hecho, la aplicación recibió 3 votos negativos en contra de 1 a favor y de parte de Hester Maria Peirce, una abogada especializada en regulaciones de mercados financieros, quien no sólo votó para que el ETF fuera incluido en el exchange BATS BZX, sino que publicó una disidencia en la que explica lo siguiente:

La orden de desaprobación se centra en las características del mercado para el bitcoin, más que en la capacidad del BZX de conformidad con sus propias reglas para vigilar la negociación y evitar la manipulación en las acciones del ETF cotizadas y acordadas comercialmente.

Asimismo, continuó diciendo que:

Históricamente, la misión de la Comisión ha sido, y debe seguir siendo, garantizar que los inversores tengan la información que necesitan para tomar decisiones inteligentes y que las reglas del intercambio estén diseñadas para proporcionar transparencia e impedir la manipulación a medida que los participantes interactúan entre sí.

Hester destaca que la posición de la SEC la sitúa con una visión escéptica hacia las innovaciones y con un carácter temeroso en torno a cualquier propuesta comercial que pueda poner en peligro la protección de los inversores, así como “la eficiencia, la competencia y la formación de capital mucho más allá de este producto en particular”.

Podemos concluir con la expectativa que los hermanos Winklevoss deberán tener para convencer a más miembros de la Comisión sobre la eficiencia de los ETFs en el mercado.