Gamemode Windows 10 Build15007

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la noche de ayer una nueva reconversión monetaria que entrará en vigencia el próximo 20 de agosto. En concreto, al ‘Bolívar’ actual se le restarán cinco ceros y pasará a llamarse ‘Bolívar Soberano’, el cual estará respaldada por la criptomoneda venezolana Petro.

Según la prensa local, el mandatario del país sudamericano afirmó además que a partir de esa fecha se introducirá el nuevo ‘cono monetario’, que elimina los actuales billetes de 1,000, 2,000, 5,000, 10,000, 20,000, 50,000 y 100,000 bolívares, que habían sido puestos en circulación por el propio maduro hace poco más de un año.

El nuevo cono monetario contará con dos monedas, una de 50 céntimos y una de 1 bolívar, seguidas de ocho billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 bolívares. Asimismo, Maduro aseguró que a partir de hoy su gabinete económico se reunirá con representantes de las entidades financieras nacionales a fin de dejar claros los aspectos técnicos de esta reconversión, sobre todo en lo que tiene que ver con el hecho de que estará anclada al Petro.

Maduro dijo además que el modelo económico rentista, dependiente del petróleo, está agotado en Venezuela, y por esa razón es vital producir a nivel interno todos los rubros que la economía del país requiere para mantenerse en pie, una afirmación que se ha vuelto repetitiva durante muchos años en los discursos de los políticos afectos al gobierno, pero que ni el fallecido mandatario ni el propio Maduro pudieron lograr.

Con respecto al Petro, son más los países que han mostrado una postura desfavorable hacia la criptomoneda que quienes confían realmente en ella, algo que no resulta extraño si se tiene en cuenta a un Estado que controla la parte vital del aparato productivo nacional, y que muestra resultados tan negativos en relación a su producción petrolera.

Por ello, es evidente que un activo respaldado en petróleo genere dudas, sin mencionar el hecho de que una ‘criptomoneda controlada por el Estado’ no se corresponde precisamente con el concepto descentralizador de estos activos.

Desde el anuncio del Petro, hace casi 9 meses, son pocos los resultados que el Ejecutivo venezolano ha mostrado a sus ciudadanos, más allá de anuncios, presentaciones pintorescas, campañas de publicidad y promesas que no han influido positivamente en la economía.

Más en TekCrispy