Luego de que Snapchat fuera replicado en las historias de Instagram, la aplicación no solo ha perdido popularidad, sino también ingresos, en una cantidad considerable. Al perder popularidad, el espacio pierde potencial para publicidad que le ayude a generar ganancias.

Es por eso que la red social ha apostado por un programa piloto llamado ‘Snapchat Storytellers’ que juntará a varias marcas con cinco de los creadores de contenido más populares de Snapchat, entre los que figuran Mplatco, Cyrene Q y Shonduras.

Los creadores protagonizarán en publicidades que saldrán en la sección de historias o en Descubre, o también podrán proporcionar dirección creativa a las marcas con la experiencia adquirida de reunir audiencias de millones de personas en los últimos años a cambio de dinero. Estos creadores pueden ganar miles de dólares o más en contratos con marcas.

Snapchat es una red social que requiere que sus usuarios conozcan bien para poder sacarle provecho. En el caso de las marcas, es un espacio con mucho potencial para crear contenido e ir agrandando las audiencias, sin embargo, los negocios aún no le han hallado la vuelta para generar contenido de valor, más allá de una fotografía, link o anuncios con texto que pertenecen a canales más tradicionales.

China prohíbe comercial que sugiere que el alcohol hace menos tímidas a las mujeres en cuanto al sexo

La idea del programa piloto es tomar la experiencia de muchos de estos creadores que se desenvuelven fácilmente y conocen a sus audiencias, para asesorar a las marcas en cuanto a publicidad se refiere. Y si pueden ayudarlos a hacer mejores anuncios con buen desempeño, es probable que esos negocios puedan invertir más dinero en Snapchat.

No cae nada mal, pues la compañía ha perdido 385 millones de dólares en el último trimestre del año, además bajó sus ganancias estimadas a 14 millones de dólares, cuando solía ser de unos 230 millones de dólares.

Tal vez podría ser una solución para mantener a flote a una plataforma que en principio fu muy innovadora, pero que ahora, con copias como las historias de Instagram, ha perdido usuarios y relevancia.

Más en TekCrispy