Durante los últimos años, muchos videojuegos han contado con la tecnología anti-crackeo de Denuvo en las versiones para ordenador. A pesar de ello, la llegada de este software planteó un desafío completamente distinto para la comunidad de crackers y piratería, las cuales lograron avanzar y evadieron la seguridad y protección de este sistema en 2016.

Ahora, el principal responsable de romper la protección de Denuvo, conocido como Voksi, fue arrestado por las autoridades búlgaras tras una denuncia puesta por la compañía de software. En concreto, el cracker confirmó que su residencia fue allanada, y su ordenador personal y servidor fueron confiscados.

Luego de ser trasladado a las oficinas de la policía para tomar sus declaraciones, Voksi fue puesto en libertad, sin embargo, las investigaciones se mantienen en curso. Poco después, el propio cracker escribió en una publicación del subreddit CrackWatch:

Finalmente sucedió (…) No puedo decir que no se esperaba. Denuvo presentó un caso en mi contra a las autoridades búlgaras. La policía llegó ayer y tomó la PC del servidor y mi ordenador personal. Tuve que ir a la policía después y declarar.

El arresto del cracker se logró a través de una actuación conjunta entre la Unidad de Crímenes Informáticos de Bulgaria e Irdeto, la compañía detrás de Denuvo. Según un reporte de Kotaku, el vicepresidente de seguridad de la empresa,      Mark Mulready, se mostró satisfecho por la confiscación y el arresto, agregando que la piratería es una ofensa grave que debe ser sancionada.

Por su parte, Voksi continuó diciendo en CrackWatch que su carrera probablemente esté acabada, y que todo lo que había logrado hasta el momento fue por los usuarios, que no deberían permitirse contar con un software que ralentice los juegos. El cracker finalmente contactó con Denuvo a fin de darle una solución a este caso de forma pacífica, sin embargo, todo indica que el fiscal que se hace cargo del caso es quien tendrá la última palabra.