Cuando los usuarios de Windows 10 están utilizando sus ordenadores, una de las situaciones más frustrantes tiene que ver con la capacidad del sistema para instalar automáticamente actualizaciones sin previo aviso. A pesar de que Microsoft ha lanzado funciones para posponer estas actualizaciones, los usuarios siguen quejándose de que sus equipos se reinician cuando están en uso producto de estas instalaciones.

Hace algunos meses, Microsoft dijo que estaba implementando una nueva política cuyo objetivo era el de optimizar las partes de su proceso de actualización que se manejaban dentro y fuera de línea, lo que aparentemente aceleraría las actualizaciones de excelente forma, sin embargo, los resultados no fueron para nada alentadores.

Ahora, en una publicación del blog de Windows, escrita por la jefa de Windows Insider, Dona Sakar, se ha anunciado un nuevo ‘modelo predictivo’, basado en Aprendizaje Automático, que determinará con gran precisión cuál es el mejor momento para reiniciar el dispositivo. En este sentido, Sakar asegura que esta función hará que el sistema sea más agradable y proactivo, al tiempo que afirmó:

No solo comprobaremos si está utilizando su dispositivo antes de reiniciar, sino que también trataremos de predecir si acaba de abandonar el dispositivo para tomar una taza de café y volver poco después.

Según la compañía de Redmond, las pruebas preliminares de esta función realizadas internamente mostraron resultados prometedores. Este modelo está basado en la nube, y a partir de ahora podrá ser utilizado por los usuarios de Windows Insider para obtener comentarios y pruebas adicionales. De hecho, los testers de Windows 10 podrán disfrutar de esta función a partir de las actualizaciones de 19H1 y Redstone 5 que fueron lanzadas hoy.

Inteligencia Artificial de Facebook podría acelerar proceso de realización de resonancias magnéticas

Más allá de representar una mejora para los usuarios actuales de Windows 10, Microsoft parece estar en búsqueda de llamar la atención de nuevos usuarios de su sistema operativo. Pese a ello, las quejas sobre actualizaciones forzadas representan una realidad que difícilmente superará la compañía, a menos que ésta se rinda y decida no implementar medidas adicionales.

Más en TekCrispy