Gracias a rumores anteriores, sabemos que Apple planea lanzar al menos tres iPhones este año, uno de ellos sería una versión asequible del iPhone X, con algunas de sus prestaciones pero con ciertas limitantes, se trata del “iPhone X barato”, como le han denominado en los bajos fondos. Una de las características de este iPhone sería el uso de pantallas LCD, en lugar de las pantallas OLED que ya conocemos de su predecesor, con el fin de abaratar costos. Pero, tal parece que este material les está costando tiempo de producción a la compañía de la manzana.

Un analista de Morgan Stanley, una entidad financiera especializada en inversiones y análisis bursátil, ha compartido información importante relacionada con los tres iPhone que Apple tiene pensado presentar este año. Pero lo que más ha llamado la atención es el hecho de que el “iPhone barato”, podría no llegar en los próximos meses debido a problemas de producción, por lo que tendríamos que esperar un poco más para adquirir esta versión económica del iPhone X.

Según el analista, Apple no solo quiere que este iPhone cuente con un panel LCD, sino que el dispositivo aproveche al máximo su panel frontal, sin embargo, por las características de este material, esta exigencia de la compañía podría traer problemas de producción solo en este modelo. En cuanto a los otros dos modelos, sí podremos verlos a tiempo, ya que Morgan Stanley asegura que: “actualmente no vemos ningún retraso en la producción de los próximos iPhone OLED de 5,8″ o 6,5″ de Apple” .

Asimismo, otras fuentes, respaldan esta información, como PhoneArena, quienes indican:”el iPhone 9, (también conocido como el iPhone LCD, el iPhone asequible, el iPhone de 6,1 pulgadas)…podría lanzarse un poco más tarde debido a problemas de fuga de luz con su pantalla LCD. La buena noticia es que el iPhone X (2018) y el iPhone X Plus deben estar a tiempo.”

Recordemos que, según Nikkei y Ming-Chi Kuo de KGI Securities, Apple está trabajando en este nuevo iPhone X que incorporará  Face ID y pantalla de 6,1 pulgadas con bíseles reducidos. Además, Ming-Chi Kuo añadió los materiales de este terminal serán muy distintos a los usados en los últimos iPhone, como una carcasa de aluminio en lugar de acabado de cristal.

Esta podría ser una buena estrategia para el fabricante, a pesar del retraso de producción, recordemos que el iPhone X, no contó con la respuesta esperada, por lo que esta apuesta por una versión económica podría tener un mayor alcance y quizás superar expectativas.