Un comunicado reciente trae a la luz uno de los peores casos de fraude con criptomonedas en la India, en donde se vieron afectados más de 7.000 usuarios.

Recontando los acontecimientos, los responsables conocidos como Kamal Singh y su cuñado Vijay Kumar, ambos originarios de la India, habían sido arrestado el pasado mes de abril tras haber cometido delitos con su esquema Ponzi, con el cual robaron a más de 7.000 inversionistas, para luego huir con los fondos a Dubái y empezar de nuevo en el mundo de las criptomonedas en Georgia.

Según los reportes de las autoridades, Singh se graduó en 1991 y comenzó su vida laboral en la empresa privada MNC, pero luego abrió su propia compañía de bienes raíces en el 2013, la cual no tuvo mucho éxito.

Ante esta situación, Singh buscó ayuda de un amigo conocido como Sohail, quien le aconsejó que ingresará en el mundo de las criptomonedas, empezando por el negocio de Amit Bhardwaj, conocido por sus compañías fraudulentas estructuradas como esquemas Ponzi.

Después de ciertos años adquiriendo experiencia con Bhardwaj, Singh se labró su propia ruta empresarial y se asoció con Sohail, su cuñado Vijay y otro socio y exempleado de Bhardwaj, llamado Alaghh.

Los sospechosos subcontrataron a una empresa de la región Gurgaon por 20 lakh, diseñaron un sitio web comercial, así como su propia cartera digital de criptomonedas. En la oficina, Vijay, quien es ingeniero, se encargaba de la parte IT, mientras que Sohail y Alaghh buscaban más inversionistas, con promesas del 12% de retorno por cada nuevo miembro contratado. En cuestión de pocos meses ya tenían a 7.200 inversores”, destacaron las autoridades.

Pero el éxito no duró mucho, cuando los inversores empezaron a dudar de las acciones de los acusados, especialmente al no haber obtenido el porcentaje de retorno prometido.

Atrapado, Singh tomó el primer vuelo a Dubái, para luego iniciar un nuevo negocio en Georgia; pero al regresar para visitar a sus familiares, fue detenido por las autoridades de Delhi, quienes los sentenciaron a prisión por crímenes que van desde fraude, extorsión y manipulación de fondos.