Andrómeda y la Vía Láctea son los dos miembros más grandes del Grupo Local, una colección de más de 50 galaxias agrupadas en una región del espacio de unos 10 millones de años luz de diámetro.

De acuerdo a una reciente investigación, nuestro vecino galáctico más cercano ha estado ocultando un pasado turbulento. Astrónomos de la Universidad de Michigan han encontrado evidencia de que hace unos dos mil millones de años, la colindante Andrómeda canibalizó a una galaxia vecina, una hermana de la Vía Láctea hasta ahora desconocida.

Astrónomos detectan cómo un agujero negro absorbe materia a velocidades relativistas

Las interacciones gravitacionales entre galaxias, que conducen a su fusión en una sola estructura, son los principales mecanismos para su crecimiento. La mayoría de los sistemas más reconocidos de fusión de galaxias se encuentran a cientos de millones de años luz de distancia de nosotros, pero en nuestras cercanías también se encuentran procesos similares.

Se supone que en un futuro próximo la Vía Láctea devorará las Nubes de Magallanes (sus galaxias enanas satélites), mientras que la gran Andrómeda hará lo mismo con sus satélites galácticos, y después de aproximadamente 4,5 billones de años, ambas galaxias se fusionarán, formando un solo sistema.

Los científicos han sabido que una gran galaxia como Andrómeda probablemente devoró a otras galaxias más pequeñas ubicadas en su cercanía; de ahí proviene el halo de estrellas que rodea a Andrómeda.

Pero realmente no había manera de determinar cuántas galaxias había consumido a lo largo de su vida, ni qué tan insaciable podía haber sido su apetencia. Pero ahora, usando modelos computarizados, los investigadores han determinado que gran parte de ese halo externo está compuesto en realidad por una galaxia grande que Andrómeda desgarró sin piedad.

Esta galaxia, llamada M32p, que fue triturada por la galaxia de Andrómeda, era al menos 20 veces más grande que cualquier galaxia que se haya fusionado con la Vía Láctea a lo largo de su existencia. Los investigadores afirman que M32p sería la tercera galaxia más grande en el Grupo Local después de Andrómeda y la Vía Láctea.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que hace unos cinco mil millones de años, Andrómeda comenzó a absorber a M32p y este proceso terminó hace unos dos mil millones de años.

Plutón nunca debió dejar de ser considerado como un planeta, afirma estudio

Esta hipótesis permite explicar la formación de la enigmática galaxia satelital de Andrómeda M32, que en sí misma es inusual. Los científicos sugieren que su compacto y denso centro es el remanente de la hermana perdida de la Vía Láctea.

Los autores afirman que el método utilizado en este estudio se puede emplear para otras galaxias, permitiendo la medición de su fusión con galaxias más masivas. Con este conocimiento, los científicos podrían desentrañar los misterios de la formación de galaxias.

Referencia: The Andromeda galaxy’s most important merger about 2 billion years ago as M32’s likely progenitor. Nature Astronomy, 2018. http://dx.doi.org/10.1038/s41550-018-0533-x

Más en TekCrispy