Una campaña de crowdfunding fue publicada en Kickstarter para recaudar fondos para Openbook, una nueva red social que busca ser la competencia de Facebook. La startup desaprueba el uso de la publicidad como fuente de lucros, y en su lugar prefiere hacer de la plataforma un mercado que se apoye únicamente con un sistema interno de pagos, en forma de criptomonedas.

Fundada en Holanda, Openbook fue creada por expertos en seguridad y privacidad en abril de este año con la intención de permitirles a los usuarios disfrutar de los beneficios de una red social sin sacrificar su privacidad.

Según la página del proyecto en Kickstarter, la red social funcionaría de manera muy similar a Facebook –o casi cualquier red social–, pues puedes chatear con tus amigos y compartir fotos, videos y gifs.

Sin embargo, para sus desarrolladores, los medios sociales actualmente “no son para conectar gente, sino que se enfocan en hacer la mayor cantidad de dinero posible de la gente, sin importar las consecuencias. Como la pérdida de la privacidad”.

Sin publicidad

“Nuestro modelo de negocio no es ni será la publicidad”, aseguran los creadores. “Tendremos un modelo de negocios transparente basado en una manera genérica para que las personas transen de manera segura bienes y servicios digitales y físicos dentro de la red. Se realizará mediante una unidad atómica digital de valor”.

Es decir, en lugar de mantenerse con publicidad de terceros, es probable que Openbook tenga su propio token con el que los usuarios puedan hacer sus transacciones, a la vez que conectan y comparten con sus amigos.

Competencia con Facebook

Facebook anunció en mayo que había comenzado a trabajar en incluir tecnología blockchain en su plataforma, cuyo equipo de creadores está dirigido por David Marcus, ex director de Messenger y uno de los miembros de la reconocida Exchange Coinbase.

Además, se pudo conocer de manera extraoficial que la compañía de Mark Zuckerberg estaría creando su propia criptomoneda para “facilitar las transacciones sin monedas respaldadas por gobiernos”, tal como está en los planes de Openbook.

Sin embargo, Facebook no la tendría tan fácil con una criptomoneda, pues al basarse en la confianza, y dado el reciente historial de la plataforma, puede que no cale entre sus usuarios al principio. Primero por el caso de Cambridge Analytica y luego por el caso de las fake news, ambos asuntos muy polémicos que han desatado críticas entre usuarios y expertos.