Evan Blass Surface Phone

Las criptomonedas seguirán de lado de la agenda del G20, hasta – al menos – el mes de octubre, de acuerdo con el resumen de decisiones tomadas por el reconocido foro este pasado 21 de julio.

El resumen de decisiones tomadas por el grupo de Ministerios de Finanza y Gobernadores de Bancos Centrales (FATF) hace pensar que las supuestas regulaciones “agresivas” que impondrían a los criptoactivos no son parte de su agenda aún.

Esto ocurre tras un período de consulta de 4 meses en el que la FATF se involucró tras su reunión previa en marzo. En ese momento, los representantes comentaron que estarían considerando desarrollar “recomendaciones específicas” sobre cómo lidiar con la esfera de las criptomonedas a nivel internacional. Sin embargo, en los meses siguientes, dicha postura pareciera haberse suavizado.

Asimismo, el resumen del foro indicaría que le “piden a la FATF clarificar en octubre de 2018 cómo sus estándares pueden ser aplicados a los criptoactivos”.

En comentarios breves acerca de su postura en relación a las criptomonedas, el G20 adopta una visión más o menos balanceada, aseverando que esta tecnología contiene tantos beneficios como riesgos.

“Las innovaciones tecnológicas, incluyendo las que acompañan a los criptoactivos, pueden conllevar a numerosos beneficios para el sistema financiero y la economía en general (…), las criptomonedas, sin embargo, también vienen acompañadas de preocupaciones relativas a la protección del consumidor y el inversionista, integridad de mercado, evasión de impuestos, financiamiento al terrorismo y lavado de dinero”, continúa el documento.

Este vocabulario es cónsono con la postura que ha venido teniendo el G20 a lo largo del año. Vale destacar también que a principios de mes, un reporte del gobierno francés emitido por el ministro de finanzas Bruno Le Maire – quién habría instado al G20 a debatir sobre las criptomonedas – recomendó al ente a evitar regulaciones directas.

Asimismo, en relación a las criptomonedas, Luis Caputo; Presidente del Banco Central Argentino comentó que “no imponen un riesgo global al sistema financiero, pero sí estuvo muy en cuenta, como dije antes, que son tecnologías que recién están empezando así que hay que tener mucho control. Sobre todo, también tener mucho cuidado en lo que pueden ser actividades ilícitas”