El responsable de los exchanges de criptomonedas, ya clausurados, BitFunder y WeExchange se declaró culpable de fraude y obstrucción de cargos legales.

El juez del Tribunal del Distrito Sur de Nueva York dio el anuncio este lunes, tras el supuesto cierre de un acuerdo con el sospechoso.

Retomando el caso, Jon Montroll había sido detenido el pasado febrero por la administración de varios exchanges no registrados, así como por proveer información ilegítima para engañar a los inversionistas. Asimismo, robó parte de los fondos de sus clientes para su uso personal.

De acuerdo con el fiscal, William F. Sweeney Jr., los crímenes de Montroll empeoraron cuando les mintió a las autoridades sobre la cantidad de BTC que había en su exchange, el cual luego fue presuntamente hackeado y parte de los fondos perdidos en el proceso.

Montroll cometió un grave delito cuando mintió a la SEC durante el testimonio bajo juramento. En un intento por ocultar los resultados de un truco que explotaba las deficiencias en el código de programación de su empresa, supuestamente hizo todo lo posible para demostrar el saldo de bitcoins disponible para los usuarios de BitFunder en WeExchange Wallet fue suficiente para cubrir el dinero adeudado a los inversores. Se dice que la honestidad es siempre la mejor política: este es otro caso en el que esta virtud es cierta.

Se estima que unos 6.000 BTC fueron robados durante el hackeo de WeExchange, dejando a la plataforma insolvente. Ahora, después de haberse declarado culpable de los cargos anunciados, el abogado Geoffrey Berman comentó que:

Como admitió hoy, Jon Montroll engañó a sus inversores y luego intentó engañar a la SEC. Mintió reiteradamente durante el testimonio jurado y engañó al personal de la SEC para evitar asumir la responsabilidad por la pérdida de miles de bitcoins de sus clientes.

Las autoridades del Distrito Sur de Nueva York aún no han revelado la sentencia, pero se especula que puede llegar a los 20 años en prisión, sumado al pago de una fianza por miles de dólares.

Escribir un comentario