Los gigantes tecnológicos Google, Microsoft, Facebook y Twitter se han unido para lanzar una iniciativa de código abierto que permitirá optimizar la manera en que se transfieren datos entre plataformas en la actualidad. Su nombre es Data Transfer Project (DTP), y según el anuncio oficial del proyecto, permitirá a los usuarios transferir datos directamente de un servicio a otro, sin necesidad de descargarlo y volver a subirlo.

El sistema fue lanzado con soporte para transferencia de imágenes, correos electrónicos, contactos, calendarios y tareas, y según el comunicado oficial:

DTP es una iniciativa de código abierto para alentar a la participación de tantos proveedores como sea posible. DTP mejorará el ecosistema de portabilidad de datos al reducir la carga de infraestructura tanto para los proveedores de servicios como para los usuarios, lo que a su vez debería aumentar el número de servicios que ofrecen portabilidad. Los protocolos y la metodología de DTP permiten la transferencia directa de datos de servicio a servicio con un trabajo de ingeniería optimizado.

A pesar de que muchas de las transferencias de archivos que promete DTP pueden realizarse a través de otros medios, la idea con este proyecto es que se convierta en una alternativa más robusta y flexible a las API convencionales.

El White Paper del proyecto, disponible en Github, describe su alcance, asegurando que gran parte de la base de código consiste en ‘adaptadores’ capaces de traducir APIs en una transferencia interoperable, lo que permite que los datos de Instagram puedan ser transferidos a la plataforma de Flickr y viceversa. Asimismo, los ingenieros construyeron un sistema para encriptar datos en tránsito, emitiendo las claves para cada transacción.

En concreto, DTP está enfocado en un sistema de transferencias únicas en vez de un sistema de interoperabilidad continua impulsada por muchas API. La esperanza de las compañías involucradas es permitir la conexión entre dos interfaces orientadas al público para importar y exportar archivos de manera directa.

Actualmente, existen herramientas de descarga de datos, pero escasas veces dichas herramientas se conectan con otros servicios. La nueva legislación de protección de datos de Europa (GDPR) habla de la necesidad de herramientas para ofrecer toda la información disponible acerca de un usuario, lo que quiere decir que este servicio es mucho más completo e ideal que el que puede obtenerse de una API.