Steve Bannon, ex asesor presidencial de Donald Trump, dijo a CNBC que tiene bitcoins y que además está trabajando en su propia criptomoneda.

Bannon ha expresado previamente su interés por el Bitcoin y demás monedas digitales, considerándolas como “el futuro”. Para su proyecto, dice estar “trabajando en algunos tókens de utilidad, potencialmente, para el movimiento populista a nivel mundial”. Planea llamarla ‘deplorables’, como referencia al término utilizado por Hillary Clinton para referirse a los seguidores de Trump durante la campaña presidencial de 2016.

En la entrevista, Bannon habló sobre el espacio de las criptomonedas, sobre el que considera que “tienen una gran aspecto en el futuro. Obviamente, hay problemas en los mercados, problemas concernientes a su uso”. En ese sentido, destacó que “90% de las ICOs han sido un desastre” y que el problema subyace en la sobreabundancia de las mismas. Considera que muchas inversiones se han realizado sin pensar bien las cosas.

Las declaraciones se produjeron durante la conferencia ‘Delivering Alpha’ en Nueva York, presentada por CNBC e Institutional Investor, en la que se habló principalmente sobre el escepticismo que ronda las criptomonedas, a pesar de su creciente uso.

El interés actual de Bannon por las criptomonedas se enfoca en la posibilidad de los países de crear su propia moneda virtual basada en su riqueza nacional.

Bannon es conocido por proponer fuertemente el uso de criptomonedas, específicamente el Bitcoin, la cual podría convertirse en una herramienta contra lo que identificó como “sistema europeo”.

En marzo, el exasesor expresó que con las criptomonedas se elimina el control de los bancos centrales y que eso les daría el poder “otra vez”. Igualmente, en otras ocasiones ha opinado sobre cómo las criptomonedas y la tecnología blockchain pueden convertirse en instrumentos del movimiento del “buen nacionalismo”.

Además de haber sido asesor de Trump, Steve Bannon también formó parte del Consejo Nacional de Seguridad antes de ser despedido de la Casa Blanca en agosto de 2017.