La Primer Ministro de Asuntos Internos y Comunicaciones de Japón, Seiko Noda, negó las alegaciones, en una reciente rueda de prensa, sobre su supuesta asociación con un exchange no registrado que se presume estaba violando la ley de liquidación de fondos del país.

Según las fuentes, el 30 de enero, la secretaria de Noda se había reunido para una sesión informativa en la oficina del Parlamento con un oficial de la Agencia de Servicios Financieros (FSA), junto a un operador del exchange –cuyo nombre no mencionaron los medios por razones de confidencialidad.

Dicho encuentro parece haberle acarreado problemas a la ministro, quien en respuesta a las conjeturas señaló lo siguiente:

Debido a que nunca ha habido un vínculo administrativo entre esta empresa y mi oficina, creo que no hay presión sobre la realización de esta investigación del gobierno.

Luego, Noda afirmó que nunca estuvo presente en la reunión con el representante del exchange, el cual estaba bajo investigación de las autoridades por su estatus ilícito, lo cual el equipo de Noda aclama no haber estado al tanto.

Por su parte, un vocero de la Agencia FSA declaró que dicha reunión informativa con la casa de cambio puede interpretarse como una forma de presionar a las autoridades:

Un servidor público probablemente lo tomará como presión si un asistente de un miembro del gabinete en sesión llama a una reunión en la que también está presente un empleado de una empresa que la agencia está buscando.

La ministro ha reiterado en varias oportunidades que ni ella, ni su equipo han efectuado contribuciones o inversiones con la compañía. “Prometo dar respuestas más prudentes y concisas en el futuro”, enfatizó Noda.

Cabe destacar que el exchange, que había iniciado lanzado su propia criptomoneda a finales del 2017, recibió reiteradas advertencias y sugerencias del gobierno japonés sobre clausurar sus actividades comerciales con monedas digitales.