Google recibió ayer la multa más grande impuesta por la Unión Europea (UE) a una compañía tecnológica, que ascendió a los US$ 5.1 mil millones, por abusar de su dominio en el mercado con Android, su sistema operativo para smartphones.

Ahora, la compañía ha publicado una entrada en su blog donde defiende su posición de agrupar sus apps en Android, afirmando que la decisión de la UE puede tener implicaciones negativas en el futuro del modelo de negocio gratuito del sistema operativo.

Quien escribe el comunicado es Sundar Pichai, CEO de Google, quien asegura que si no se le permite a la compañía agrupar sus propias apps, esto alterará el ecosistema de Android. En este sentido, asegura que el hecho de que los fabricantes de móviles no se vean obligados a agrupar dichas apps, hace que la tecnología sea gratuita, por lo que resulta preocupante para Google que la decisión de la UE envíe una señal preocupante en favor de los sistemas de los propietarios sobre las plataformas abiertas como Android.

Evidentemente, Pichai, en nombre de Google, está enviando una advertencia no sólo a los consumidores, sino también a los fabricantes de móviles y la propia Unión Europea, organismo que no ha sugerido cómo Google podría resolver las violaciones de las que se le acusa.

Sin embargo, si la prioridad termina siendo para los fabricantes, quienes podrán instalar sus propios navegadores en lugar de Chrome como predeterminado, Google podría verse afectado en relación a los ingresos por publicidad móvil, que actualmente representan más del 50 por ciento de los ingresos por publicidad de la empresa.

Google considera que su modelo podría cambiar a partir de la decisión de la UE, lo que implicaría que los fabricantes de móviles necesiten licencia para utilizar Android. Pese a ello, este escenario es el menos probable, porque el propio dominio del que se acusa a Google con el sistema operativo permitirá que las personas continúen prefiriendo utilizar las apps de la compañía en sus móviles.

Más en TekCrispy