Todos sabemos que para tener una vida saludable, debemos incluir cantidades apropiadas de frutas y vegetales en nuestra dieta. Sin embargo, los beneficios de incluir estos alimentos en nuestras comidas diarias van más allá de lo que tradicionalmente se consideraba.

De acuerdo a un nuevo estudio dirigido por investigadores de Harvard T.H., de la Escuela Chan de Salud Publica, las mujeres que consumen grandes cantidades de frutas y vegetales diariamente parecen tener menos riesgo de padecer cáncer de mama.

Particularmente, observaron que las verduras crucíferas, como el brócoli, además de las verduras de color amarillo y anaranjada, están significativamente asociadas con una disminución del riesgo de padecer este tipo de cáncer, especialmente de tumores agresivos.

La investigadora principal, Maryam Farvid, una científica del Departamento de Nutrición en la institución antes mencionada, expone:

“Aunque en investigaciones previas se sugiere que existe una asociación, estas han sido limitadas, pues se estudian frutas y verduras específicas y subtipos de cáncer de mama muy agresivos (…) a partir de nuestro estudio, tenemos una imagen más completa de la importancia de consumir muchas frutas y verduras para prevenir esta enfermedad”.

Para llegar a esta conclusión, fueron analizadas las respuestas de un cuestionario de dieta de 88.301 mujeres pertenecientes al Estudio de Salud de Enfermeras, presentado cada cuatro años a partir de 1980, junto a las respuestas de 93.844 mujeres pertenecientes a la segunda parte de este estudio.

Adicionalmente, fueron considerados otros factores de riesgo de cáncer de mama, tales como la edad, el peso corporal, los hábitos psicobiológicos, como el sueño y el tabaquismo, los antecedentes familiares de cáncer, entre otros.

De esta manera, los investigadores observaron que las mujeres que se alimentaban con más de 5,5 porciones de frutas y verduras al día, tenían un 11% menos de riesgo de padecer de cáncer de mama que aquellas que consumían 2,5 porciones o menos.

Vale acotar que cada porción fue definida como una taza de verduras tipo hojas crudas, media taza de verduras crudas o cocidas o media taza de frutas, bien sea picadas o cocidas.

En la misma línea, a fin de establecer cuáles son los beneficios de comer frutas y verduras en función de los tipos de cáncer de mama, los científicos ejecutaron un análisis según el estado del receptor de la hormona de los tumores y el subtipo molecular.

A partir de esto se descubrió que cuando se consumen abundantemente frutas y verduras, los riesgos de padecer tumores más agresivos, como los ER-negativos y los HER2-enriquecidos y basales, son inferiores.

Esto puede deberse, según los investigadores  a los componentes antioxidantes de las frutas y verduras, además de los micronutrientes allí presentes. Por lo tanto, la sugerencia de los expertos es aumentar la ingesta de estos alimentos tan beneficiosos para la salud.

Referencia: Fruit and vegetable intake and risk of breast cancer: Pooled analysis of the Nurses’ Health Study and the Nurses’ Health Study II. https://doi.org/10.1158/1538-7445.AM2017-5325A

Más en TekCrispy