Un estudio reciente de la firma de ciberseguridad neoyorquina ‘BLAKFX’ reveló que la mayoría de los exchanges de criptomonedas presentan brechas importantes de seguridad que los hacen más vulnerables que la mayoría de las plataformas en línea.

Según el presidente de BLAKFX, Robert Statica, “los exchanges de criptomonedas pueden ser hackeados con el mínimo de esfuerzo y gastos”.

El reporte también estima que hackear un exchange es casi igual que en el caso de los bancos, especialmente considerando que las monedas digitales, como el bitcoin o ether, son valoradas por miles de dólares en los mercados.

Los últimos dos meses del presente 2018, varias casas de cambios en territorios como Japón o Corea del Sur han sido hackeadas, perdiendo un estimado de $500 millones de dólares, como es el caso de Coincheck.

Uno de los mayores problemas que se detectó es la no disposición de los operadores de invertir un capital fuerte en medidas de ciberseguridad, en cambio, alojan la culpa en la ausencia de leyes a nivel internacional por parte de entes oficiales gubernamentales.

Por otra parte, los análisis post-hackeos de Coincheck y Bithumb determinaron que una de las características comunes con ambas compañías fue la falta de programadores experimentados enfocados en aspectos de ciberseguridad, lo cual impulsó la vulnerabilidad de sus sistemas; y como ellos, cientos de otras compañías en el sector descentralizado sufren las mismas consecuencias.

Este asunto ha disparado las alertas de los organismos gubernamentales de Japón y Corea del Sur, así como de otras decenas de naciones.

Por ejemplo, una de las últimas medidas de Japón exhorta a los exchanges a obtener licencias especiales para operar en el país; mientras que las autoridades surcoreanas piden que las compañías de criptomonedas obtengas seguros, como un respaldo en posibles casos de ciberataques.

En vista de los acontecimientos, varios organismos gubernamentales, como la SEC, o equipos de investigación, se han dado a la labor de advertir reiteradas veces sobre los riesgos presentes; así como aconsejan que los usuarios se mantengan atentos de los sitios que visitan y siempre al día con antivirus actualizados y aplicaciones de ad-blockers.