El director de la película de ‘Street Fighter’, Steven E. De Souza, reveló –entre otras anécdotas– que Jean-Claude Van Damme estaba bajo los efectos de la droga durante la grabación de la cinta en 1994.

A pesar de las terribles críticas sobre la película, ‘Street Fighter’ fue un éxito en taquillas, sin embargo, el rodaje estuvo plagado de mucha controversia que involucraba el consumo de narcóticos.

“No podía hablar sobre eso entonces, pero ahora sí puedo”, cuenta De Souza en una entrevista para The Guardian. “Jean-Claude tenía cocaína hasta el cerebro”. Años después de la película, el mismo Van Damme confesó haber consumido hasta 10 gramos al día, que daban un total de casi 10 mil dólares semanales en la droga.

“El estudio contrató a una persona que lo cuidara, pero desafortunadamente era una mala influencia. Jean-Claude se reportaba como enfermo todo el tiempo así que debía chequear el guión todos los días para ver qué más podíamos grabar, simplemente no podía esperar horas esperando por él”, comenta el director.

Keith Heygate, el asistente de De Souza, comenta que Van Damme “era un hombre interesante, pero era extremadamente difícil trabajar con él, hay un buen número de historias que no puedo compartir”.

“Hubo una vez que estaba en el tráiler y estaba bastante molesto. Mi asistente no lograba hacer que saliera, yo no pude lograr que saliera, así que tuve que llamar al productor, Chad Rosen, para que lo sacara. Luego salió con una botella de champaña. Le dije que iba en contra la salud y seguridad del set tener alcohol. Desde ese punto en adelante, me odió”, añade Heygate.

El comportamiento de Van Damme no fue lo único que afectó el desempeño de la película. También hubo otros asuntos referentes al presupuesto fijado y el pago de los actores, así como problemas con la secuencia de grabación de las escenas. La cinta luego resultó en una cantidad de críticas negativas que destacaban la mala edición y “diálogo inteligible”.