El gobierno de Corea del Sur ha anunciado un plan para revisar las regulaciones de impuestos vigentes para ampliar los beneficios a compañías concentradas en el desarrollo de tecnologías nacientes, incluyendo el blockchain, como parte de la iniciativa del gobierno para incentivar la innovación.

Tras una reunión de ministros de 8 agencias gubernamentales concentradas en políticas económicas, el gobierno anunció que las tasas de impuestos se reducirían para compañías que lidien con hasta 157 “nuevas tecnologías emergentes” en 11 áreas específicas.

Adicionalmente, los ministros propusieron reducir el umbral para compañías elegibles para obtener beneficios de reducción de impuestos. Actualmente, para obtener una reducción de impuestos, las compañías deben colocar más de 5% de sus ventas netas del año pasado hacia R&D y 10% de su inversión de R&D debería concentrarse en el desarrollo de nuevas tecnologías como blockchain.

Como la falta de ventas en el primer año de un startup pueden dificultarle a una firma aplicar por estos beneficios, el ministerio sugiere que la inversión de R&D pueda cambiarse a más del 5% de las ventas netas del año en curso.

No obstante, el gobierno no ha aclarado de cuánto sería la deducción de impuestos, comentando que anunciarían detalles posteriores el 26 de julio, mientras que los cambios entrarían en efecto en el primer cuatrimestre de 2109.

De acuerdo con un reporte de la agencia de noticias Yonhap indicó que la nueva regulación de impuestos aplicaría a cualquier compañía localizada en Corea del Sur y se concentre en la tecnología blockchain, ya sean firmas locales o extranjeras.