La compañía ‘Qiwi Blockchain Technologies’ (QBT), la subsidiaria de la empresa rusa de pagos en línea, reveló el lanzamiento de su propio token, el cual servirá de inventivo para los miembros de la compañía.

El CEO de Qiwi, Sergey Solonin, aprobó el programa de recompensas, que consagrará el 50% de las ganancias netas de la subsidiaria a dicho programa, en el cual cada token tendrá un valor del 0.001% de las ganancias.

Cabe destacar que, para determinar cómo se repartirán los tokens entre los miembros, se emitirá un segundo token que garantizará los derechos de cada uno en las votaciones. Por ejemplo, los jefes de departamento recibirán diversas cantidades de ‘tokens para votación’ dependiendo de su estatus en la empresa, los cuales usarán para definir la repartición de monedas digitales.

Asimismo, uno de los objetivos a largo plazo de estos tokens para votación será el permitir que los empleados participen de decisiones gerenciales cruciales como contrataciones, despidos, evaluaciones de desempeño, mejorías del sistema, entre otros.

Y mientras apenas una docena de personas trabajan en Qiwi en la actualidad, la empresa afirma que es probable que este número se triplique y sobrepase los 100 empleados para mediados del 2019.

Por su parte, uno de los mayores problemas que enfrenta el programa es la ausencia de regulaciones en el territorio ruso, lo cual imposibilita que se cambien los tokens por fíat o viceversa.

Hay que aclarar, además, que el sistema de respaldo consiste en el ERC-721 de Ethereum, que se encuentra construido sobre la plataforma Masterchain.

Konstantine Kolsov, un socio de la compañía comentó que:

Muchas otras redes públicas en este campo son menos predecibles ya que tienen a quienes toman las decisiones definiendo las reglas del juego.

Como última nota, hace unas semanas, Qiwi anunció sus planes de patentar un sistema gerencial para tokens, provisto al mercado como una herramienta corporativa.