Los compradores de los contratos de minería de HashFlare están solicitando reembolsos por su pago y las criptomonedas bloqueadas, mientras que los contratos están en peligro de ser suspendidos.

Inclusive los umbrales de retiro más bajos de 0.03 BTC han causado problemas, teniendo retenidos los fondos de los usuarios con cuentas a punto de llegar al umbral. Ahora, el mismo habría subido a 0.05 BTC y 0.1 ETH, con cada vez más contratos en el limbo.

La minería en nube siempre ha sido considerada una especie de estafa debido al hecho de que los contratos rara vez dan ganancias. Adicionalmente, hay personas malintencionadas que intentan disimular esquemas Ponzi como contratos de minería, escondidos entre servicios de minería en nube legítimos.

El poder de hash de casi todas las redes grandes se incrementó drásticamente en tan sólo unos meses, por lo que los hashrates por contrato se han vuelto poco beneficiosos en poco tiempo.

Asimismo, la razón por la que los fondos se encuentran bloqueados data de hace algún tiempo atrás, específicamente al principio de junio, cuando demasiado poder de hash fluyó a la red de Bitcoin y la mayoría de los contratos vieron sus monedas minadas desaparecer entre tarifas de mantenimiento. Esto ocasionó que Hashflare suspendiera algunos contratos, ya que no podrían darles ganancias.

De momento, todos los que compraron contratos de Hashflare pueden estar imposibilitados de retirar sus fondos, pero un usuario logró obtener un reembolso al convencer a su proveedor de tarjeta de crédito de darle asistencia para esto.

El hashrate de Bitcoin se ha incrementado de 13 EHash/s a más del triple de esta tasa desde el inicio de 2018. Tras un par de bajones menores en el poder de hash, la minería de BTC está aumentando nuevamente y aspira a recuperar los niveles de los 40 EHash/s nuevamente.