El planeta de mayor antigüedad y tamaño de nuestro sistema solar, tiene muchas lunas. Sin embargo, un reconocido grupo de astrónomos acaba de anunciar el descubrimiento de doce lunas más en Júpiter.

Recientemente, el Minor Planet Center, de la Unión Astronómica Internacional publicó las órbitas de estas 12 nuevas lunas, con las que Júpiter alcanza la cantidad de 79 lunas en total, según Scott Sheppard, un científico de Carnegie Institution for Science.

Astrónomos descubren un objeto distante espacial con un telescopio de aficionados

Si bien el objetivo de Sheppard y sus colegas no era detectar nuevas lunas, junto a otros investigadores de la Universidad de Hawái y la Universidad del Norte de Arizona, al buscar objetos más lejanos que Plutón, encontró estos nuevos astros.

De esta forma, la familia orbital de Júpiter se ha expandido significativamente, sobre lo que Sheppard manifiesta:

“Estábamos buscando nuevos planetas posibles y planetas enanos en nuestro sistema solar, simplemente viendo lo que hay por ahí”.

Particularmente, los investigadores buscaban un planeta masivo que teóricamente se encontraba más allá de Plutón, llamado Planeta X o Planeta 9, que, según hipótesis de los científicos, está tirando de las órbitas de los objetos alejados en el sistema solar.

Mas allá de que la búsqueda de los investigadores de este noveno planeta no trajese los resultados esperados, gracias al Telescopio Blanco de 4 metros que recientemente fue actualizado por el Observatorios Interamericano de Cerro Tololo, en Chile, teniendo a Júpiter a la vista, descubrieron estas nuevas lunas.

Por su parte, observaciones adicionales que se llevaron a cabo a lo largo de un año, confirmaron las órbitas de estas lunas, las cuales tiene aproximadamente 3 kilómetros de diámetro.

Júpiter cuenta con unas lunas secundarias que se ubican mas allá de las grandes lunas principales del planeta; en este sentido, dos de las nuevas lunas descubiertas pertenecen a una agrupación que gira en la misma dirección que el planeta, y se cree que son fragmentos de una gran luna destrozada.

Por su parte, otras nueve de las lunas descubiertas forman parte de un grupo mucho más alejado que gira en contrasentido al planeta; su camino opuesto se inició cuando las lunas de mayor antigüedad chocaron contra otros cuerpos celestes.

Lo sorprendente es una luna que muestra un comportamiento extraño: órbita en la dirección en la que lo hace el planeta, pero pertenece al grupo retrógrado.

Poderoso campo magnético de Júpiter impulsa corriente oceánica en su luna Europa

En este sentido, los científicos creen que esta luna puede ser el último remanente de las lunas antiguas que al desintegrarse en muchos pedazos, terminó formando el grupo retrógrado de lunas.

Sobre esto, puntualizan que teniendo en cuenta que su camino entrelazado con las lunas retrógradas es inestable, se hace bastante probable alguna colisión en cualquier momento.

Referencia: A dozen new moons of Jupiter discovered, including one “oddball”. https://doi.org/10.1126/science.aau8080

Más en TekCrispy