Como es costumbre, Microsoft siempre nos recuerda que debemos actualizar nuestro equipo, estos momentos sin duda representan más de un dolor de cabeza, principalmente si cuentas con Windows 10. Esto se debe a que no importa lo que estés haciendo, si no las pospones, estas actualizaciones consumirán la mayor parte de tu tiempo y espacio en tu computador; pues bien, tal parece que esto está por cambiar, ya que la firma de Redmond planea retirar el tipo de actualización “Delta”, dando espacio a otras actualizaciones que prometen ser mucho más rápidas y ocupar menos espacio.

A partir del 2019, Microsoft se despedirá de las actualizaciones Delta, y seguirá con las actualizaciones completas y express. Esto quiere decir que el sistema operativo solo usará las actualizaciones express para entregar paquetes más pequeños a los dispositivos con Windows 10.

Diferencia entre actualizaciones Delta y Express

Muchos se preguntarán cuál es la diferencia en este tipo de actualizaciones, pues bien, la mayor radica en el tamaño, ya que las express son de menor tamaño, debido a que parchean los archivos individuales y no el componente completo, como es el caso de las actualizaciones delta.

Así lo explica Microsoft:

Las actualizaciones Express, generan descargas diferenciales para cada componente, en la actualización completa basada en varias bases históricas. Por ejemplo, la última LCU de mayo contiene tcpip.sys. Generaremos un diferencial para todos los cambios del archivo tcpip.sys de abril a mayo, de marzo a mayo, y del lanzamiento de la función original a mayo.

Un dispositivo que aproveche las actualizaciones rápidas, utilizará el protocolo de red para determinar las diferencias óptimas, luego descargará solo lo que se necesita, que típicamente es de alrededor de 150-200 MB de tamaño cada mes. En última instancia, cuanto más actualizado esté un dispositivo, menor será el tamaño de la descarga diferencial. Los dispositivos conectados directamente a Windows Server Update Services (WSUS), System Center Configuration Manager o un administrador de actualizaciones de terceros que admita actualizaciones express recibirán estas cargas útiles más pequeñas.

Es por esto que la firma ha decidido detener las actualizaciones deltas, con el fin de ofrecer una mejor experiencia al usuario.

Cabe destacar que las actualizaciones deltas continuarán disponibles para los sistemas con Windows 10 que incluyen la actualización de abril 2018, no obstante, una vez que finalice el soporte de estas, también quedarán suspendidas.