Durante el fin de semana, los usuarios de la versión de escritorio de la aplicación Skype notaron que la misma ofrecía una actualización, que reemplazaría el Skype Classic con una versión moderna. Pues bien, Microsoft confirmó hoy que esta medida forma parte de un ciclo de actualizaciones que concluirá el 1 de septiembre próximo, día en el que la compañía finalizará de manera oficial el soporte para Skype Classic. A través de una entrada en su blog, Microsoft revela:

Hoy, estamos lanzando una versión actualizada de Skype (versión 8.0) para ordenadores de escritorio que reemplazará a la versión 7.0 de Skype (también conocida como Skype Classic).

La empresa afirma que es necesario finalizar las antiguas versiones de sus aplicaciones, asegurando que todo acerca de esta nueva versión de Skype, desde el rendimiento hasta la usabilidad, está diseñado para mantener a los usuarios conectados a las personas más importantes de la mejor manera. Asimismo, Microsoft asegura que esta versión fue construida en base a las peticiones de la misma comunidad de Skype.

Con respecto a las mejoras, la nueva aplicación de escritorio incluye muchas de las características de la versión para Windows 10 o de la versión móvil. En este sentido, Microsoft modificó los chats grupales para que sea más fácil compartir fotos o capturas de pantalla durante las llamadas.

Asimismo, se incluyen menciones (a través del símbolo @), reacciones a los mensajes, mejoras en el panel de notificaciones, incluye una galería que facilita la búsqueda de vínculos, documentos, o imágenes compartidas en una conversación.

La compañía planea incorporar características adicionales, como confirmaciones de lectura y la capacidad de crear chats privados, los cuales estarán respaldados por un protocolo de encriptación de extremo a extremo.

Una de las noticias más positivas para los usuarios es que con la versión para escritorio Skype 8.0, se incorpora la posibilidad de grabar llamadas, lo que evitará que los usuarios tengan que recurrir a apps de terceros para dicha función. Esta nueva característica está basada en la nube, lo que permitirá acceder a las grabaciones de llamadas de Skype desde todos los dispositivos para Windows, macOS, iOS y Android.