Un comunicado reciente revela que el desarrollador de EOS, Block.one, aseguró inversiones con el cofundador de PayPal, Peter Thiel, y del fundador de Bitmain, Jihan Wu.

Recordemos que Block.one es el creador del software EOSIO, un protocolo que apoya la creación de aplicaciones descentralizadas (DApps), así como de su criptomoneda nativa el “EOS”.

En este respecto, Brendan Blumer comentó que:

A medida que Block.one se prepara para anunciar sus planes futuros, nos llena de emoción darle la bienvenida a inversionistas estratégicos que alineen sus valores a los de nuestros objetivos, para así poder garantizar un futuro mejor.

Wu, por su parte, señaló lo siguiente:

El protocolo EOSIO es un gran ejemplo de innovación en materia blockchain. Su rendimiento y escalabilidad pueden satisfacer las necesidades de aplicaciones de consumo exigentes y allanar el camino para la adopción de la cadena de bloques a un nivel mainstream.

Cabe destacar que se especula que Peter Thiel invirtió un total de $20 millones en bitcoins (BTC) mediante su fondo de inversion ‘Founders Fund’, por medio del cual también efectuó aportes a los startups ‘SpaceX’, ‘Airbnb’, ‘LinkedIn’ y ‘’Yelp’.

Más temprano este mes, Block.one recaudó la apoteósica cifra de $4 mil millones de dólares en la venta de su token, así como apuntó a Michael Alexander, el ex CEO de Jefferies Asia, como el nuevo encargado de su programa de inversión de fondos.

Además, hace poco, la junta directiva de la compañía apuntó a Rob Jesudason, ex jefe de finanzas del Banco de la Commonwealth de Australia (CBA), como su nuevo jefe de operaciones (COO).

Hay que aclarar que estas noticias llegan en una etapa controversial para EOS, pues tras una falla los tokens de varios clientes fueron congelados sin previa autorización de los usuarios; esto se debe a la constitución que poseía EOS, la cual le daba el derecho de tomar decisiones en momentos de emergencia a la junta de desarrolladores de bloques.

Parece que el cofundador de EOS, Daniel Larimer, planteó enmendar su constitución; inicialmente, el nuevo modelo propuesto de gobernanza estará limitado a sólo ‘correcciones de códigos’. Y aunque el anuncio caiga de sorpresa para muchos, es un asunto que está siendo tomado con bastante seriedad ante el escenario que enfrenta la compañía.