Un estudio reciente revela que un 54% de las ICOs han sido exitosas, pese a las medias regulatorias que se han estado emitiendo en su contra.

Los responsables de la investigación, conocidos como el ‘Satis Group’, desde principios del 2018 se han recaudado miles de millones de dólares con ventas de ICOs, especialmente porque, según especulan los responsables del estudio, cada vez más empresas e inversores han venido mostrando interés, a pesar de factores adversos como la caída del precio del bitcoin y las crecientes medidas restrictivas que han procurado la eliminación del comercio con ICOs, particularmente en países como China.

No obstante, algunas de las cifras no parecen muy sorprendentes, especialmente debido a las panorama regulatorio que viven varias naciones, ante el cual muchos inversionistas y compañías de criptomonedas han demostrado interés en mudarse a regiones menos abrasivas hacia el comercio descentralizado, como Suiza o, incluso, Malta y las Filipinas.

El estudio también señala que uno de los factores que ha ayudado al crecimiento de las ICOs es el uso de la plataforma blockchain de Ethereum para el lanzamiento de la mayor parte de los tokens (ERC20), usadas para recaudar fondos. En este sentido, comentaron que:

Alrededor del 50% de los fondos recaudados hasta la fecha se deben al 10% de las ICOs más exitosas. El 2% de estos proyectos posee aproximadamente el 10% del dinero recaudado.

Aunque el Satis Group asegure dichos resultados, existen otros estudios, publicados recientemente, que contradicen dichos hallazgos. Por ejemplo, una de las últimas investigaciones de la Universidad de Boston en materia descentralizada determinó que la mayoría de los proyectos ICOs están destinados a fallar en un lapso de cuatro meses, excepto por un 44% que permanece activos tras dicho período.

El estudio también considera que no todos los proyectos o iniciativas, ni siquiera criptomonedas en el mercado actual sobrevivirán de aquí a 10 o 20 años. Se estima, por ejemplo, que el 90% de los proyectos planteados con las ICOs (Ofertas Iniciales en Criptomonedas) fracasen.