La tecnología CRISPR es una herramienta de edición genética desarrollada recientemente que funciona como unas tijeras moleculares capaces de cortar secuencias de ADN del genoma de forma específica, además de permitir la inserción de cambios en estas.

El desarrollo de esta herramienta ha sido anunciado como uno de los avances de mayor importancia en la modernidad, sin embargo, pueden haber efectos secundarios ocultos y bastante peligrosos para la humanidad.

Recientemente, tras una investigación sistemática de la tecnología CRISPR / Cas9 en células humanas y de ratón, se descubrió que puede causar mutaciones extensas y daños genéticos que pudiesen eludir las pruebas de ADN existentes.

El estudio estuvo a cargo de Allan Bradley, del Instituto Wellcome Sanger, en el Reino Unido, quien plantea:

“Esta es la primera evaluación sistemática de eventos inesperados resultantes de la edición genética con CRISPR / Cas9 en células terapéuticamente relevantes (…) descubrimos que los cambios en el ADN se han subestimado seriamente en el pasado”.

Esta no es la primera noticia que se tiene sobre el tema, pues en mayo de 2017 un equipo de científicos de la Universidad de Columbia anuncio que el equipo de herramientas de edición genética parecía introducir cientos de mutaciones genéticas fuera del objetivo terapéutico.

No obstante, tras no poder replicar los resultados obtenidos, los científicos tuvieron que retractarse. Aun así, se han desarrollado otras iniciativas para evaluar los efectos peligrosos que pudiesen derivarse del CRISPR.

Tal es el caso de Bradley y sus colaboradores, quienes evaluaron los efectos de esta estrategia de edición genética sobre las células madre de ratones y células epiteliales provenientes de la retina humana.

En el experimento, se usó CRISPR / Cas9 como herramienta para estudiar la actividad genética, pero se hicieron evidentes cambios inesperados.

Al darse cuenta de esto, los expertos estudiaron estos reordenamientos genéticos de forma sistemática, a partir de lo que observaron que diferentes genes junto a distintas líneas celulares terapéuticamente relevantes estaban mostrando cambios que no se conocían.

Particularmente, se observaron deleciones o mutaciones que ocurrieron incluso varios miles de bases de ADN lejos del objetico donde se estaba usando CRISPR / Cas9 para la edición.

Estas mutaciones en el código genético, de acuerdo a los científicos pueden tener efectos negativos significativos, tales como alterar el funcionamiento saludable de los genes y las células. Adicionalmente, lo más peligroso de todo es que, según lo observado, estos errores pueden eludir los análisis estándar de genotipificación del ADN.

Así, estas ediciones destrozadas introducidas a partir del CRISPR / Cas9 pueden implicar que genes importantes se activen o se desactiven, lo que implica consecuencias de salud potencialmente graves; en palabras de los autores:

“En el contexto clínico de editar miles de millones de células, la multitud de diferentes mutaciones hace más probable que una o más células editadas estén dotadas de una importante lesión patogénica”.

En este sentido, estas lesiones pueden traducirse en el desarrollo de cáncer a partir de las células madre, promoviendo el crecimiento de células anormales en el futuro.

En tal caso, según los autores, si estos efectos secundarios imprevistos son el resultado de la implementación del CRISPR / Cas9 para modificar el genoma, es imperativo que las aplicaciones clínicas aborden los riesgos en el futuro.

Por tanto, es importante que se realicen más investigaciones que estudien el alcance de estos errores de edición, así como también desarrollar los correctivos necesarios. La mayor recomendación de los científicos, por el momento, es proceder con extrema precaución y observar con cuidado los posibles efectos negativos.

Referencia: Repair of double-strand breaks induced by CRISPR–Cas9 leads to large deletions and complex rearrangements, (2018). https://doi.org/10.1038/nbt.4192

Más en TekCrispy