La compañía Rolls-Royce reveló sus planes para construir un taxi volador que podría llegar a partir del 2020. No estamos hablando del fabricante de coches que lleva el mismo nombre, aunque solían ser la misma empresa, sino del fabricante de motores de aviones del Reino Unido, que mostró este concepto de coche el día de hoy en el evento Farnborough International Airshow.

A través de su cuenta de Twitter, Rolls-Royce afirmó invitando a los usuarios al sitio oficial del proyecto:

A medida que una mayor cantidad de la población mundial vive en las ciudades, ¿Cómo podemos abordar el problema de la congestión y las emisiones? Mire cómo estamos sentando las bases para un futuro innovador, cada vez más impulsado por la electricidad.

El vehículo de despegue y aterrizaje vertical eléctrico, o ETVOL, será un coche capaz de llevar hasta 5 pasajeros, y a diferencia de otros conceptos de coches voladores que hemos visto recientemente, como el BlackFly que vuela a 100 Km/h, este coche podría viajar a velocidades de hasta 400 Km/h y tener una autonomía de hasta 800 kilómetros. Además, sus alas pueden girar 90 grados para permitir el despegue y aterrizaje vertical.

Rolls-Royce dijo que, teniendo en cuenta el trabajo que la compañía está haciendo por desarrollar las capacidades híbridas de propulsión eléctrica, el modelo podría estar disponible desde principios a mediados del año 2020, siempre que se pueda crear un modelo comercial viable para su introducción, en pocas palabras, que el costo de su fabricación pueda ser compensado con las posibles ventas.

El coche volador está diseñado para ser impulsado por tecnología de turbina de gas y así generar la electricidad que alimentará sus seis propulsores, los cuales contarán con un diseño para tener un perfil de bajo ruido. Esto le permitiría ser un coche que pueda volar sobre zonas urbanas sin causar demasiada contaminación sónica.

De esta forma, la compañía se une a una sorprendente cantidad de firmas interesadas en hacer realidad la aviación eléctrica individualizada, como Uber, la cual está dispuesta a llevar sus clientes al cielo a través de su concepto de taxi volador presentado recientemente.