Una encuesta realizada por el Banco de Canadá determinó que el número de canadienses que poseen bitcoins se ha duplicado en un año y que 85% conoce el Bitcoin. Con este instrumento, la institución esperaba identificar las razones detrás de que los usuarios obtuvieran bitcoins durante el alza repentina de los precios y comprender “el potencial impacto del Bitcoin en cómo el Banco de Canadá lleva a cabo sus funciones”.

Aumenta el número de personas con Bitcoins

En comparación con una encuesta similar realizada en 2016, el interés con respecto al precio del Bitcoin ha aumentado durante el año. Los resultados muestran que los canadienses que poseen este tipo de criptomonedas pasaron de 2.9% en 2016 a 5% en 2017.

El aumento de la población que tiene bitcoins fue más evidente en ciertos grupos demográficos, por ejemplo, el grupo de jóvenes entre 18 y 24 años, que ya tenía bitcoins en 2016, creció de 6% a 14% en 2017. El reporte destaca que entre los demás grupos también hubo un crecimiento pero no fue significante, a excepción del grupo de adultos entre 45 y 54 años, el cual aumentó casi cuatro veces, pasando de 0.9% a 3.5%.

La brecha de género también aumentó durante 2017. Mientras las mujeres que tienen bitcoins representan apenas un 2% de la población, los hombres que poseen esta moneda virtual representan el 8.1%, aumentando casi el doble del resultado de 2016, que marcó 4.2%.

Ahorros en Bitcoin

El número de personas que poseen cantidades pequeñas de bitcoins aumentó entre 2016 y 2017. Mientras que 32% de los encuestados en 2016 respondió tener menos de 0.1 BTC, un porcentaje similar, 34%, respondió en 2017 que tiene menos de 0.05 BTC, lo cual indica una consistencia que tiene al menos dos posibilidades, según indican en el reporte: los nuevos usuarios de Bitcoin observados durante 2017 pudieron haber comprado pequeñas cantidades de bitcoins, o los usuarios ya existentes pudieron haber vendido parte de su patrimonio en bitcoins. El informe resalta que ambas posibilidades pudieron deberse al alza repentina de los precios a finales de 2017.

Entre otras conclusiones del estudio, se determinó una mejora significativa en el conocimiento general sobre el Bitcoin, por ejemplo, la creencia de que esta criptomoneda estaba “respaldada por el gobierno” disminuyó 40%, en comparación con 2016. Además, se encontró que la mitad de los canadienses que tienen bitcoins no lo usan en transacciones diarias, sino que las tienen “como una inversión”.