Facebook, en su intento de proteger los datos de los usuarios, no permite el acceso a las credenciales de la red social de un familiar muerto, sin embargo, permite que sus amigos puedan acceder a sus fotos y sus posts, ya que esta información se mantiene en las base de datos de esta red social por años.

Es por ello, que los padres de una niña fallecida, se encontraban en la lucha por obtener el acceso al perfil de Facebook de su hija menor de edad, quien murió en 2012, ya que para ellos este representa un diario de su vida, dejando la posibilidad de encontrar datos relevantes de la extraña muerte, puesto que aun no saben si su deceso se debió a un suicidio o a un accidente.

Sin embargo, hasta la fecha no han obtenido resultados favorables.

Por esta razón, el 2017 llevaron a juicio esta situación, pero por desgracia, el tribunal alemán respaldó a Facebook y les negó el acceso, alegando que el derecho a la comunicación privada superaba al derecho a la herencia.

Pero, esto no los detuvo, pues, ahora han recurrido a la Corte Federal de Justicia alemana, quiénes determinaron que los herederos tienen derecho a acceder a las cuentas de Facebook de sus familiares muertos, y que ni la recientemente aprobada GDPR (Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea) podría quitarles ese derecho, pues la misma vela por los derechos de los vivos.

El contrato que cubre una cuenta de usuario con una red social es transferido a los herederos del dueño original de la cuenta.

Según la Corte, las cuentas de redes sociales pueden ser tratadas como cartas y estas también forman parte de la herencia familiar. Facebook no puede usar como argumento la privacidad para prevenir que los herederos accedan a las cuentas de las redes sociales de sus difuntos.

El otorgar este derecho a los padres marca un precedente muy importante no solo en Alemania sino en toda Europa.

Más en TekCrispy