A pesar de que Estados Unidos cuenta con una Ley que rige el uso de armas de fuego, las cifras de muertes y accidentes por el uso de estas se ha incrementado de manera alarmante en los últimos años. Sin embargo, la seguridad ahora se ve más comprometida, pues un estudiante de derecho de Texas pondrá a disposición, los planos de armas que pueden ser fabricadas con impresoras 3D.

Desde el 2012 Cody Wilson, quién forma parte de un grupo de libertarios, lanzó un proyecto inicial llamado, Defense Distributed, que contemplaba crear armas que cualquiera pueda imprimir.

Un año después lanzó “Liberator”, que sería la primera pistola fabricada con una impresora 3D, luego de ver que funcionaba perfectamente Wilson subió los planos de esta arma a una web propia llamada, Defcad.com,  con más de 100.000 descargas.

Este hecho llamó la atención del Departamento de Justicia, que lo acusó de exportar armas sin licencia, bajo el Reglamento sobre el Comercio Internacional de Armas (ITAR) estadounidense, según el reporte de Forbes, la primera medida que tomó el departamento fue el exigirle a Wilson que eliminara la web de la Internet.

Wilson aceptó el juicio, a pesar de que no pintaba un panorama alentador para el estudiante de leyes, ya que podría pagar miles de dólares y ser privado de libertad por muchos años.

Sin embargo, Wilson y su equipo de abogados se centraron en dos argumentos, que le dieron como resultado un juicio donde salió aeroso.

El argumento legal presentado, fue que el Departamento de Defensa, estaba violando sus derechos a la libertad de expresión y al porte armas, ambas totalmente legales en ese país.

Con el resultado de este juicio y Wilson como ganador, ahora el Departamento de Estado promete cambiar las normas de control de exportación de armas de fuego, para que esta sea legal al igual que el difundir los planos de armas 3D, pero solo de aquella armas que son de bajo calibre .50, y con una excepción sobre las armas automáticas.

Luego del juicio, el estudiante de derecho ha retomado la web, y menciona que esta será usada como una base de datos de armas 3D: “Estamos haciendo el trabajo enciclopédico de recopilar esta información y ponerla en los bienes comunes. Lo que está por ocurrir es una explosión cámbrica del contenido digital relacionado con armas de fuego”.

No obstante, las controversias sobre este tema no cesan, puesto que un grupo llamado Newtown Action Alliance, –conformado luego del tiroteo masivo en la Escuela Primaria Sandy Hook en 2013– bajo la voz de su presidenta Po Murray, afirman: “Esto debería alarmar a todos. Estamos aprobando leyes en Connecticut y otros estados para asegurarse de que estas armas de guerra no estén en manos de personas peligrosas. Están trabajando en la dirección opuesta “.

Muchas han sido las opiniones en contra de Wilson, ya que como han señalado, el dejar con libre acceso a armas que funcionan de verdad, traerá consigo muchas consecuencias.

Por su parte, Wilson ha respondido que no busca armar criminales o causar la muerte de inocentes, pero tampoco está lo suficientemente movido por esas posibilidades de renunciar a lo que espera que pueda ser, en una nueva era de fabricación digital, el movimiento ganador en la batalla por el acceso a las armas.

Un veredicto que sin lugar a dudas le dejará le libre acceso a las armas a sujetos con cuadros de delincuencia, a menores de edad y hasta a enfermos mentales, y podría permitir que se repitan casos como: el de John Zawahiri, quién se disparó en Santa Monica, California, con un AR-15 casero en el 2015 y que antes de eso le quito la vida a cinco personas.

Más en TekCrispy