Zwiebelfreunde asociada con Riseup Labs, es una organización sin fines de lucro de EE.UU., que gestiona donaciones a través de transferencias electrónicas europeas para el colectivo Riseup. La organización también gestiona donaciones para TorServers, y Tails, una distro de Linux que promueve el anonimato. Sin embargo, dicha organización está en el ojo del huracán, desde el pasado 20 de junio, cuando la policía alemana allanó las casas privadas de tres miembros de esta organización, una oficina de abogados registrada en Dresden, así como la casa de un ex-miembro de la junta, y en la requisa incautaron varios datos sensibles de algunos donadores.

Según el reporte, el allanamiento a Zwiebelfreunde, es debido a RiseUp, una comunidad que como describen en su sitio: “proporciona herramientas de comunicación online para gente y grupos que trabajan en un cambio social libertario.” 

Pero lo que realmente detonó esta polémica, es un blog de ideología de izquierda, cuyos miembros usaron las herramientas que provee RiseUp, como la VPN y el servicio de envío de correos anónimos para entablar una protesta en contra de un partido derechista AfD. La policía argumenta que esto incluye llamados a la violencia.

Como Zwiebelfreunde, está vinculada en cierta forma a RiseUp debido a las donaciones, también se vio afectada, si bien, durante su primer encuentro con el juzgado, se dictaminó en efecto que la única relación entre ambas comunidades se debía a los aportes, las autoridades decidieron confizcar la información para un “análisis posterior”.

De acuerdo con el comunicado publicado, los agentes policiales decidieron quedarse con la información incautada.

Sin embargo, los datos son “extremadamente sensibles”, según informa la organización puesto que: “incluye datos que pertenecen a nuestros socios y otros terceros, como las empresas para las que trabajamos. Ese mismo lunes, después de la reunión del partido AfD, nuestros abogados solicitaron el sellamiento inmediato y la suspensión del análisis hasta una decisión judicial.

Pero la situación es mucho más delicada, porque esto representa diversos materiales que contienen, datos personales y bancarios de activistas y mecenas de toda Europa que han apoyado proyectos impulsados por Zwiebelfreunde.

La preocupación de la organización se mantiene el portavoz de la Oficina del Fiscal General de Alemania dijo que se habían confiscado “varios soportes de datos, dispositivos electrónicos y documentos escritos“, pero hasta ahora no han dado un argumento válido.

Más en TekCrispy