Una investigación que duró año y medio entre las autoridades de Colombia y España culminó este miércoles con la captura de 23 personas que se encargaban de dirigir una red que lavaba dinero con criptomonedas proveniente del narcotráfico. Los sujetos habrían lavado USD $2.9 millones.

En una operación conjunta entre funcionarios de la Policía Nacional y la Fiscalía General de Colombia, la Guardia Civil española y la Europol realizaron 12 allanamientos en Madrid, Zaragoza, Toledo y Cúcuta para detener a 2 personas en Colombia y otras 21 en España.

Según explicó el coronel Wilson Pardo, subdirector de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, el dinero generado por la venta de los estupefacientes en España y Francia era transferido como remesas a través de plataformas de compra-venta de criptodivisas.

El oficial resaltó que los delincuentes estaban bien organizados ya que “utilizaban a testaferros para la apertura de billeteras virtuales, aunque eran directamente controladas por ellos”.  Una vez los fondos salían reflejados en las billeteras virtuales, los antisociales lo cambiaban por dinero en efectivo en suelo colombiano.

Pardo también señaló que: “el interesado, un ciudadano del común, que no es delincuente” adquiría las criptodivisas y sin saberlo se convertía en accesorio para el crimen de esta red cuando entregaba el dinero en efectivo “sin dejar un rastro de la transacción”. Adicionalmente agregó que: Los delincuentes aprovecharon la nula legislación que hay sobre este tipo de transacciones en la red a nivel internacional”.

Esta es solo la primera fase de la investigación ya que el modus operandi se basa en que redes de narcos, que aún no han sido identificadas envían estupefacientes como cocaína desde Colombia hacia Europa, específicamente España y Francia donde esta es distribuida para luego coordinar el pago con los testaferros a través de las plataformas de cambio virtual.