Luego de que las vulnerabilidades Meltdown y Spectre se hicieron presentes a principios de este año, toda la industria tecnológica ha estado implementando medidas para proteger a sus dispositivos.

En la versión estable actual del navegador de Google Chrome, la compañía ha habilitado una característica de seguridad llamada Site Isolation con el objetivo de proteger los navegadores de escritorio contra Spectre.

Como hemos informado anteriormente, Spectre aprovecha un elemento clave en el rendimiento de las CPUs, y que permite leer memoria en el campo de direcciones de un proceso. En el caso de los navegadores, un sitio web malicioso podría permitir a un hacker robar datos o información de inicio de sesión desde otro sitio web que esté abierto al momento del ataque.

Site Isolation permite que el navegador muestre contenido para cada sitio web abierto en un proceso separado de otras páginas. Esta característica ya había sido lanzada en 2017, y desde entonces, Google ha estado mejorándola con el fin de ofrecer un producto verdaderamente innovador a nivel de arquitectura de software.

Con esta función de seguridad habilitada, los datos que se alojan en otros sitios web no se cargarán en el mismo proceso que el del sitio web malicioso. De esta manera, la cantidad de datos que un hacker podría sustraer se reduce de manera considerable, además de reducir la peligrosa amenaza informática que supone Spectre.

Lo negativo de esta nueva característica es que existe una sobrecarga de la memoria del 10 al 13 por ciento, en cargas de trabajo con mayor cantidad de procesos, reduciendo así el rendimiento del navegador. A partir de la versión 67 de Chrome, lanzada en mayo, todos los usuarios de Windows, Mac y Chrome OS podrán habilitar esta opción, sin embargo, la compañía también planea incorporar una dirección de aislamiento de sitio para otras vulnerabilidades específicas en el futuro.

Más en TekCrispy