La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), agencia estatal encargada de regular el sector de las telecomunicaciones en Estados Unidos, ha generado gran preocupación en la ciudadanía luego de que fuese anunciado que podría cobrar por cumplir con sus responsabilidades con las personas. El día de mañana, la FCC considerará modificar la forma en que maneja los reclamos entre los usuarios y sus proveedores de servicio.

De momento, los usuarios presentaban sus quejas ante la FCC, sin embargo, lo que ahora está planteado es que los reclamos sean enviados a los proveedores en cuestión. En caso contrario, las personas tendrían que pagar US$ 225 para que la FCC maneje sus reclamos.

La FCC ya tiene un precedente que atenta contra los usuarios, y es que la eliminación de la neutralidad de la red, ampliamente rechazada por los afectados, parece haber sido el preámbulo para exprimir aún más las cuentas de banco de los usuarios.

Un par de representantes demócratas del Congreso de EE.UU han enviado sus quejas a Ajit Pai, presidente de la FCC, por el simple hecho de considerar tal medida. En dichos documentos argumentan que no es posible obligar a las personas a pagar US$ 225 por sólo presentar un reclamo, ignorando el objetivo principal de la FCC que pasa por trabajar en beneficio de las personas.

Trump demanda a California por la creación de ley de neutralidad en la red

La FCC se ha defendido al igual que lo hizo con el tema de la neutralidad de la red, divagando con argumentaciones que apuntan a supuestas contradicciones en la interpretación de Frank Pallone y Mike Doyle, los congresistas en cuestión. El organismo asegura que se trata de un malentendido, pero la confianza de las personas en su funcionamiento desde hace un buen tiempo están en su nivel más bajo.

De hecho, la prensa norteamericana ha revelado que a la FCC se le acusa de mentir acerca de haber sufrido un ataque informático durante la consulta pública sobre la neutralidad de la red, y también su presidente está bajo la mira por un supuesto caso de corrupción, donde habría beneficiado a algunas operadoras por encima de otras.

Más en TekCrispy