Últimamente, pareciese que las celebridades se han vuelto adictas a los blanqueamientos dentales. Solo con verlos en televisión o en cualquier foto, notamos sus perfectos dientes blancos.

Sin embargo, es la mayoría del resto de las personas, la sonrisa es un poco menos perfecta; especialmente, los dientes no son tan blancos, pues, por lo general, por diversas causas pueden adquirir tonalidades amarillentas.

El color normal de los dientes, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, debe ir de blanco a blanco amarillento; no obstante, podemos ver dentaduras que se salen de la norma.

El color amarillo en los dientes puede deberse a factores internos del sujeto o a factores externos, que incluyen desde el uso de ciertos medicamentos hasta el cepillado inadecuado. Lo que determina la localización y profundidad de las manchas. Veamos más acerca de este tema.

Manchas amarillas en el exterior de los dientes

El consumo excesivo de café puede manchar los dientes.

Este tipo de manchas afectan la superficie del esmalte dental, siendo esta la capa de mayor dureza que está expuesta a los elementos del ambiente. Las principales causas de este tipo de manchas se relacionan al estilo de vida, de acuerdo al Dr. Justin Philipp, tales como fumar, beber café y té, masticar tabaco, entre otras.

Como regla general, todo lo que pueda manchar la ropa, puede manchar los dientes, como la nicotina, el vino tinto, etc.

Adicionalmente, estas sustancias pueden erosionar el esmalte dental haciendo que sea más fácil que los pigmentos queden adheridos a los dientes.

Por su parte, el cuidado inadecuado de la dentadura, como cepillarse mal los dientes u olvidar el uso de hilo dental, además de evitar la asistencia al odontólogo, hace que la dentadura sea más propensa a mancharse, además de facilitar la acumulación de placa en los dientes.

Manchas interiores en los dientes

Estas manchas se localizan en la dentina, es decir, dentro de la estructura interna de los dientes, haciendo que sea más complejo removerlas. La principal causa de este tipo de manchas suelen ser agentes químicos como medicamentos.

Por ejemplo, se ha observado que cuando los niños toman antibióticos tales como tetraciclina o doxiclina, mientras sus dientes están en pleno desarrollo, es más probable que estos adquieran un color marrón amarillento.

También, se ha visto que la quimioterapia, la radiación y otras medicinas más comunes, como los antihistamínicos, los antipsicóticos y los medicamentos para la presión arterial suelen hacer que los dientes adquieran una tonalidad amarilla.

De hecho, hasta los tratamientos dentales pueden oscurecer la dentadura, causando decoloración, tal como las restauraciones de amalgama, que pueden darle a los dientes, según el Doctor Bruno Sharp, una tonalidad gris o negra.

Otras causas de las manchas en los dientes

Otros de los motivos por los cuales la dentadura puede tomar un color amarillo giran en torno a la genética, la edad, enfermedades y lesiones.

De acuerdo a la Doctora Edita Outericka, Directora Dental de Dynamic Dental, en Massachusetts, la razón de mayor peso a la hora de hablar de este fenómeno es la genética; sobre esto, manifiesta:

“La dentinogénesis imperfecta y la amilogénesis imperfecta son dos trastornos hereditarios que hacen que los dientes se desarrollen de manera inadecuada y pudiesen causar decoloración”.

En otras palabras, de acuerdo a la experta, el color de los dientes tiene una fuerte determinación genética.

De igual forma, la edad puede oscurecer el color de sus dientes, pues, con los años, la capa externa de esmalte dental va adelgazando, haciendo que la dentadura se vea mas amarilla. Una tercera causa gira en torno a las enfermedades, tales como fiebres altas, infecciones e ictericia.

Finalmente, cualquier lesión cuando los dientes están en pleno desarrollo, puede alterar la formación del esmalte dental haciendo que a partir de ese momento tengan una apariencia grisácea.

Lo mismo ocurre con las personas que rechinan los dientes durante la noche, ocasionando pérdidas en la capa externa del esmalte y aumentando el riesgo de que los dientes se vuelvan amarillos.

¿Qué se puede hacer para evitar esto?

La mejor recomendación es mantener un estilo de vida saludable, hábitos de higiene y asistir periodicamente al odontólogo.

Lo que más recomiendan los expertos es prestar atención a lo que comemos y bebemos, además de evitar el consumo de cigarrillos. En la misma línea, se recomienda asistir periódicamente al odontólogo y mantener buenas pautas de higiene dental.

Por último, si se quiere cambiar el color de los dientes, lo mejor es consultar a los expertos, pues existen múltiples tratamientos que pueden garantizar que su sonrisa sea blanca y brillante.

Referencias:

  1. Tetracyclines And Yellow Teeth.  https://doi.org/10.1016/S0140-6736(62)91678-1
  2. A practical method of bleaching tetracycline-stained teeth. https://doi.org/10.1016/0030-4220(72)90299-X

Más en TekCrispy