Los asistentes de vuelo de la aerolínea JetBlue rescataron a un cachorro de bulldog francés, luego de que le faltara el aire durante un vuelo de Florida a Massachusetts. La lengua del tierno cachorro, Darcy, comenzó a tornarse azul como un aparente síntoma de hipoxia, una condición causada por la falta de oxígeno en el cuerpo.

Un asistente de vuelo de la aerolínea JetBlue rescató a un bulldog francés con un tanque de oxígeno en un vuelo de Florida de Massachusetts.

“Todos somos afectados por la presión de la cabina y cambios en el oxígeno, humanos, perros, gatos, etc., pero el hecho de que los asistentes respondieron y atendieron la situación pudo haber salvado la vida de Darcy”, escribió Michelle Burt, la dueña de Darcy, en su página de Facebook. Sin embargo, algunos se ven más afectados por estas condiciones que otros. En este caso, el bulldog francés, al ser de hocico corto, como el pug, son más propensos a tener conflictos respiratorios en cabinas con oxígeno regulado.

Entre todos los asistentes de vuelo comenzaron a buscar soluciones al problema respiratorio de Darcy, algunos llevaron hielo pero no funcionó, mientras que uno de ellos –quien también tiene un bulldog francés– le ofreció a Burt un pequeño tanque de oxígeno con una máscara incluida y le dijo “tal vez esto pueda ayudar”. Según narra Burt, luego de unos minutos, Darcy comenzó a estar más alerta y despierta, y momentos más tarde, no necesitó usar la máscara.

El asistente de vuelo y salvador de Darcy, Renaud Fenster, declaró que jamás había visto algo similar en sus 15 años de experiencia.

“Estaba pasando por la cabina para atender a un pasajero y noté a otro pasajero con su perro encima de las piernas y no se veía nada bien… Creo que el perro se desmayó”, dijo en una entrevista al programa matutino ‘Good Morning America’.

Fenster añadió que, dado el jadeo excesivo y descontrolado de Darcy, supo que se estaba sobrecalentando y que necesitaba algo de hielo, pero no funcionó.

“Decidí que necesitábamos considerar usar oxígeno para ayudar al animal, así que llamé al capitán y le dije ‘Creo que necesitamos algo de oxígeno’, y me dijo ‘adelante’. Y justo ahí le colocamos el oxígeno al perro y revivió como si nada”, explicó.

Michelle agradeció a la aerolínea y especialmente a sus asistentes de vuelo por salvar la vida de su perro le recordó a las personas que “la gente buena siempre está haciendo cosas positivas diariamente aun cuando se trate de pequeños gestos o grandes gestos”.