Economistas de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, han publicado un estudio donde afirman que los productos de Apple, específicamente el iPhone y el iPad, son productos que típicamente los clientes adinerados compran, ya que ambos productos se consideran una representación del estatus de altos ingresos.

El estudio, que evaluó al menos 6,394 usuarios de iPhone o iPad, revela que contar con uno de iPhone representa al menos un 69.1 por ciento de posibilidades de tener altos ingresos, mientras que el iPad tiene un porcentaje de 66.9 por ciento. En comparación, los dispositivos Android obtuvieron un porcentaje de 59.5 por ciento para predecir el estado de riqueza de las personas.

Marianne Bertrand y Emir Kamenica, economistas de la Universidad de Chicago y autores de la investigación, explicaron que ninguna marca individual es tan predictiva con respecto a poseer altos ingresos como el iPhone de Apple. Para los investigadores, ‘altos ingresos’ es básicamente cuando ganas más dinero que otras personas escogidas para hacer el estudio, sin embargo, no necesariamente quiere decir que seas millonario por poseer un iPhone.

Por ejemplo, según el informe, en 1992 se consideraba que alguien tenía altos ingresos si tenía un lavaplatos automático en su casa, mientras que en el 2004, quienes tenían altos ingresos eran aquellos que poseían un coche nuevo.

Además de la investigación sobre las marcas anteriormente citadas, la publicación también utiliza una serie de tablas donde demuestra que los programas de televisión, películas y revistas, suelen ser alternativas de entretenimiento que se disfrutan en hogares más favorecidos económicamente que otros.

En todo caso, para muchas personas comprar un iPhone X, cuyo precio excede los US$ 1,200,  es algo casi imposible, o al menos no es un móvil que prefieren comprar. Los economistas también analizaron el comportamiento del consumidor y las actitudes sociales a través de la demografía.