Un ex desarrollador de Google llamado Nicholas Jitkoff, quien actualmente se desempeña como vicepresidente de diseño de Dropbox, ha creado una herramienta web bastante interesante llamada ‘itty bitty sites’, algo así como unas microwebs independientes que existen solamente como URL.

Los usuarios que deseen crear el suyo propio, pueden hacerlo a través del siguiente enlace. Una vez allí, la herramienta web permitirá crear el equivalente a una página impresa de 21 cm x 28 cm con cualquier combinación de texto sin formato, caracteres ASCII o incluso emojis. Jitkoff ha permitido que el límite de bytes real dependa de la plataforma donde el usuario compartirá la microweb. Por ejemplo, en el caso de Twitter y Slack, disponen de 4,000 bytes, mientras que para la versión de Chrome en Mac puede almacenar hasta 10,000 bytes.

Lo más interesante de esta herramienta es que el sitio web o ‘micrositio’ que podrás crear no estará alojado en ningún otro sitio, ya que la totalidad de la página existe como una URL comprimida. Esto sucede gracias a lo que se conoce como ‘algoritmo de la cadena Lempel-Zir-Makov’.

En una página donde explican el funcionamiento de itty bitty sites, Jitkoff afirma que su herramienta permite obtener una reducción significativa en el tamaño de HTML, y además permite crear a partir de una página impresa un valor de contenido en muchos casos.

A partir de allí, el contenido comprimido es transformado en binario en una cadena de caracteres que funciona con un enlace web estándar. Los datos reales del sitio son almacenados al final del enlace, justo después del símbolo #. Asimismo, es posible compartir esta herramienta como código QR, siempre y cuando el sitio web se pueda comprimir a un tamaño de 2,610 bytes.

Jitkoff afirma en su cuenta de Twitter que incluso esta parte se mantiene privada, porque un navegador web por lo general no envía ese fragmento de una URL a un servidor, y en vez de ello, lo utiliza para desplazarse a la sección derecha de la página cuando está cargada. A pesar de que el autor no sabe qué utilidad darán las personas a esta herramienta, es posible eludir restricciones en Internet como los límites de caracteres de Twitter, e incluso utilizarla para redireccionar dominios.