Los cables de fibra óptica se han utilizado para transmitir datos a alta velocidad, si bien, todas sus bondades se han aplicado en diferentes ámbitos, llegando incluso a detectar terremotos con antelación, gracias no solo a su velocidad, sino a la forma en que transmiten, ahora, podremos explotar aún más esta tecnología, ya que un grupo de científicos ha logrado multiplicar el alcance de su transmisión.

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Chalmers, Suecia, y la Universidad Tecnológica de Tallin, Estonia, lograron expandir la señal de un cable de fibra óptica, multiplicándo su alcance por 6, logrando transmitir hasta en 4.000 kilómetros.

Como explican en un comunicado, para lograr tal hazaña, los científicos sustituyeron dispositivos convencionales por amplificadores ópticos sensibles a la fase de ruido ultrabaja.

En este estudio, los investigadores demostraron que el uso de amplificadores sensibles a la fase de ruido ultrabaja, puede reducir significativamente, y simultáneamente, el impacto por la acumulación de ruido, y la distorsión de la señal de los efectos no lineales en la fibra de transmisión.

“Si bien, quedan varios desafíos de ingeniería pendientes, antes de que estos puedan implementarse comercialmente, los resultados muestran, por primera vez, de una manera muy clara, los grandes beneficios de usar estos amplificadores en la comunicación óptica”, dice el profesor Peter Andrekson, quien dirige el investigación sobre comunicación óptica en Chalmers University of Technology.

Tales amplificadores, también pueden encontrar aplicaciones en informática cuántica y campos relacionados, donde la generación y el procesamiento de estados cuánticos son de interés, así como en espectroscopía o cualquier otra aplicación que podría beneficiarse de la amplificación de ruido ultra bajo“, añade el profesor Andrekson.

La investigación ha sido financiada por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), el Consejo Sueco de Investigación y la Fundación Wallenberg.