La tecnología de reconocimiento facial actual es cada vez más utilizada en países como Estados Unidos, donde algunos estados han mostrado su respaldo a esta alternativa como una herramienta para capturar de manera oportuna a cualquier sospechoso de cometer algún crimen. Sin embargo, los usuarios de dispositivos con reconocimiento facial como el iPhone X, aún tienen dudas sobre las fallas que podría tener este software.

Mucho se ha dicho sobre la posibilidad de que un extraño, o persona no registrada para desbloquear el reconocimiento facial de un dispositivo, en efecto lo logre. Sin embargo, para los más escépticos de la seguridad y la privacidad, un investigador ha hallado lo que debería hacer una persona para eludir la tecnología, o lo que podría hacer un usuario para probar que, en efecto, la tecnología tiene un fallo.

El experto Ian O’Neill ha afirmado que la respuesta es tan simple como pintarse la cara de payaso, al mejor estilo de los fanáticos del grupo musical Insane Crown Posse (ICP). Los miembros de la llamada familia ‘Juggalo’, lucen pinturas distintivas en blanco y negro sobre su rostro, sobre todo en los conciertos donde las canciones de ‘protesta’ de ICP salen a relucir, además de las protestas civiles donde asisten estas personas.

Insane Crown Posse

Según O’Neill, la tecnología de reconocimiento facial actual depende de pocos marcadores faciales para identificar el rostro de la persona en cuestión, y la forma en que los juggalos aplican pintura sobre sus caras en blanco y negro cuando asisten a los espectáculos, puede confundir al software durante la identificación, por ejemplo, al dificultar la ubicación de la mandíbula, las cejas y la nariz.

El investigador afirma que otros tipos de maquillaje de payaso no pueden eludir la identificación por reconocimiento facial porque dejan estas características sin disimulo. Esto podría ser bastante peligroso, sobre todo si un criminal desea evitar un sistema de reconocimiento facial con el fin de planificar un escape o eludir a las autoridades.