El acceso remoto a nuestro ordenador, el que dejamos en casa cuando salimos, puede ser un arma muy útil, ya que, si queremos acceder a una información que por seguridad solo almacenamos localmente en el disco duro de ese PC, usando este método lo podremos hacer sin problema.

Hay muchas formas de establecer el acceso remoto, pero en esta oportunidad describiremos tres de los servicios más efectivos, que se ejecutan a través de aplicaciones gratuitas y seguras.

Chrome Remote Desktop

Se trata de una de las utilidades más simples, pero efectiva que podemos usar en cualquier momento. Es una extensión que puedes descargar desde ya. Siendo Chrome el navegador más usado, es también fácil poder usar este servicio. Tan solo debe estar activo en ambos ordenadores (o más), sin importar si su sistema es Windows, MacOS, Chrome OS o Linux.

Para vincular todos los equipos deberás generar un PIN para que todos puedan conectarse. Cuando los demás hagan lo mismo, tendrás que pulsar sobre el nombre de su PC e ingresar el PIN. Una vez realizada la conexión, podrás incluso gestionar tareas dentro de los otros ordenadores si las personas así lo quieren (y presionan “Compartir”).

Para probar este servicio, haz clic aquí.

TeamViewer

Otra de las herramientas gratuitas que puedes usar de forma personal y no comercial (de esta forma es de pago) para conectarte con un ordenador desde otra ubicación geográfica. Como ventaja de entrada, no debes registrarte para usarlo.

Tiene funciones más avanzadas que la extensión anterior, pero coinciden en la facilidad de la configuración.

Al ejecutar este programa deberás generar un código si quieres que alguien acceda a tu PC, en caso contrario, deberás ingresar el código que otra persona ha creado para que puedas ‘entrar’ en su equipo. El resto del proceso es muy intuitivo, en todo momento recibirás instrucciones de TeamViewer.

Haz clic aquí para empezar.

AnyDesk

Nuestra última recomendación es como una especie de complemento de los servicios anteriores, ya que comparten muchas de las características. Es un programa portable y compatible con Windows, macOS y Linux. Para comenzar, es rápido, seguro y sin registros. El método de conexión empleado es el one-to-one, es decir, para dos ordenadores.

Una de las grandes virtudes de AnyDesk es que tiene una ventana de chat que podemos usar para comunicarnos en tiempo real con el otro usuario. Permite también intercambiar archivos y habilitar o deshabilitar permisos de distintos tipos como el acceso al portapapeles y más.

Haz clic aquí para probar este programa.